El director de Justicia Juvenil de la Junta visita los CIMI de Córdoba

En Córdoba, un total de 120 internos permanecen en ambos CIMI y trabajan día a día para reinsertarse y poder vivir un futuro alejados de actividades delictivas

Los Centros de Internamiento de Menores Infractores (CIMI) Sierra Morena y Medina Azahara han recibido en la mañana de hoy una visita especial. Hasta allí se han trasladado el director general de Justicia Juvenil y Cooperación de la Junta de Andalucía, Francisco Ontiveros, y la delegada territorial de Justicia, Purificación Joyera. Ambos, han podido realizar un exhaustivo recorrido por todos los rincones de ambos centros. Una visita que forma parte del recorrido que Ontiveros está realizando por los diferentes centros de internamiento de Andalucía.

Han conocido sus diferentes módulos, a algunos de los internos, así como la forma en la que los educadores desarrollan su labor para reinsertar a los menores. Incluso han sido los encargados de entregar los diplomas a algunos internos que han conseguido obtener el título de peluquería mediante un grado de formación profesional.

Una visita con la que ambos han podido conocer, según palabras de la delegada, “el buen trabajo que se viene desarrollando en estos centros”. Un recorrido que, según el director general, es clave para “ver qué necesidades tenemos y que posibilidades de mejora hay”.

CIMI
Interna del CIMI Sierra Morena, durante la visita | Foto: Jose M. Gómez

Centros, tanto el Sierra Morena como el Medina Azahara cuyo trabajo con los menores se realiza en pos de una efectiva reinserción de estos. En este sentido, Ontiveros ha reconocido que “no podemos perder de perspectiva que la labor fundamental con el menor es la reinserción”. Con ello, su paso por el centro debe verse como “un paso para darles oportunidades en el futuro”

Una visita centrada, tal y como ha explicado el director general, en determinar “fórmulas para reajustar las plazas y facilitar que los menores puedan cumplir las medidas en su provincia de origen”. En este sentido, son Granada y Málaga las provincias que más internos tienen lejos de sus familias.

Sierra Morena: mixto, pero con menos plazas

En concreto, el CIMI Sierra Morena consta actualmente de 48 plazas y está gestionado por ADIS Meridianos. En su interior, los y las menores conviven en ‘hogares’. Estos hogares constan de un espacio común de convivencia a imagen de un salón, que incluye elementos sofás, televisión o estanterías con libros. Además, cada hogar consta de un determinado número de habitaciones, algunas individuales y otras para dos inquilinos.

Es mixto, por lo que allí permanecen chicos y chicas. Además consta de un módulo para menores que han sido madres, un módulo de drogodependientes y un módulo de salud mental. En estas estancias, los profesionales del CIMI llevan a cabo procesos específicos, como es el caso de las internas que han tenido un bebé, a las que estos instruyen en su responsabilidad como madres hasta que estos cumplen los 3 años.

En este sentido, las internas aprenden las necesidades de los bebés, a alimentarlos o a cuidarlos de forma correcta. Un plan específico de vital importancia debido a la corta edad de las madres, y que les ayuda a poder seguir cuidando correctamente del bebé una vez salgan del centro. Estos pequeños, cuando están en edad, acuden a la guardería al tiempo que las madres continúan con su formación.

También se ponen en marcha planes específicos para drogodependientes y los internos del módulo de salud mental. Según reconocen los educadores del centro, en ambos casos comprueban día a día los avances de los menores, que permanecen allí en diferentes regímenes: abierto, semi abierto, cerrado y terapéutico. Distintos regímenes que se diferencian por el periodo de estancia en el CIMI durante el día. En este sentido, el régimen cerrado implica que el menor permanece todo el tiempo en el centro. El régimen abierto, por el contrario, obliga a estos dormir en el centro.

Medina Azahara: casi el doble de plazas y exclusivo para varones

Por otro lado, en el CIMI Medina Azahara, gestionado por la Fundación Diagrama,  permanecen internos únicamente varones. Un centro mayor que el Sierra Morena, ya que en él pueden convivir hasta 72 menores.

Si bien en el Sierra Morena podíamos encontrar diferentes módulos para madres con hijos, para drogodependientes y el módulo de salud mental. Los menores internos en el Medina Azahara se dividen en función del régimen en el que se encuentran.

Divididas también en ‘hogares’, las instalaciones del Medina Azahara constan de tres grandes sectores. Por un lado, una zona para los internos recién llegados y para los menores con régimen cerrado. Por otro, un espacio para quienes se encuentran en régimen semi abierto o abierto. En último lugar, el CIMI Medina Azahara cuenta con un tercer sector para aquellos menores que viven su última etapa como internos.

El CIMI Medina Azahara cuenta también con talleres de Formación Profesional para el Empleo (F.P.E) de Jardinería, Carpintería Metálica, Pintura, Instalador de líneas de baja tensión, máquinas y aparatos eléctricos, así como un F.P.E en Mantenimiento de Edificios.