El Hospital Reina Sofía crea una unidad multidisciplinar para tratar anomalías vasculares en recién nacidos

Entre los pacientes atendidos por el equipo de trabajo en el Hospital Reina Sofía ya figura un niño de apenas meses

Hospital Universitario Reina Sofía
Fachada del Hospital Universitario Reina Sofía

El Hospital Universitario Reina Sofía funda una unidad multidisciplinar para abordar anomalías vasculares en recién nacidos de manera precoz. Este servicio nace para dar respuesta a la alta incidencia de estas enfermedades en bebés, afectados hasta en un 2,5% llegando a comprometer el desarrollo y la vida del niño.

La directora de la Unidad de Cirugía Pediátrica del centro sanitario y coordinadora del equipo de anomalías vasculares, Rosa María Paredes, destaca en una nota que se trata de una lesión benigna que no se ve “hasta semanas, meses o años después”.

Por ello, Paredes subraya como clave “realizar el diagnóstico correcto para instaurar de forma temprana el tratamiento”. En este sentido, las anomalías vasculares se manifiestan mediante manchas asintomáticas o lesiones que pueden comprometer órganos vitales.

Entre las opciones terapéuticas, la unidad ofrece tratamientos farmacológicos, cirugía convencional y tratamientos de radiología intervencionista. Aunque la coordinadora del equipo de anomalías vasculares asegura que se ampliará su arsenal terapéutico.

Las reuniones de la unidad multidisciplinar se celebran dos veces al mes. En ellas, el equipo establece el tratamiento personalizado a cada paciente y ya ha dado respuesta a cuatro menores de 14 años. El más pequeño de todos ellos ha sido un recién nacido.

Los pacientes valorados en esta unidad son propuestas por el cirujano pediátrico o el dermatólogo, que es el especialista que valora si la situación anatómica de la lesión requiere de un abordaje multidisciplinar con la intervención de otros especialistas.

Equipo multidisciplinar

Las malformaciones vasculares son patologías que se inician en la fase infantil y que continúan afectando toda la vida del paciente en muchos casos.

El peligro es real cuando los pacientes no encuentran un enfoque adecuado de su patología por parte de los especialistas médicos. Este factor es importante si se tiene en cuenta también la extensa distribución anatómica, además de las variadas opciones diagnósticas y terapéuticas que existen.

Por esta razón, la creación de una unidad multidisciplinar ofrece la oportunidad de aunar en un equipo todo el conocimiento y experiencia para diagnosticar y tratar las distintas anomalías en todos los órganos y sistemas.

Está formada por especialistas en Dermatología, Pediatría, Cirugía General, Cirugía Pediátrica, Radiodiagnóstico, Cirugía Plástica, Cirugía Maxilofacial, Anatomía Patológica, Otorrinolaringología, Oftalmología y Neurocirugía.

La unidad actualizará conocimientos en materia de forma continuada mediante un programa formativo acreditado por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).