El obispo constata en la parroquia del Figueroa que Cáritas ha triplicado el reparto de alimentos

La crisis económica provocada por el coronavirus ha aumentado considerablemente la labor de Cáritas en la iglesia de este barrio de la capital cordobesa

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha podido constatar, durante una visita la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en la barriada del Parque Figueroa de la capital cordobesa, como la labor asistencial y de reparto de alimentos que desarrolla Cáritas en parroquias como ésta ha llegado a triplicarse.

De hecho, según ha informado la Diócesis de Córdoba en su web, consultada por Europa Press, Demetrio Fernández celebró la santa misa junto a los voluntarios de la Cáritas parroquial del Parque Figueroa en el día de la preparación de los lotes para las familias más necesitadas.

La crisis económica derivada de la crisis sanitaria del coronavirus Covid-19, según ha señalado la Diócesis, “está obligando a muchas familias a acudir a diario a Cáritas, hasta el punto que el trabajo que realizan diariamente se ha triplicado, como es el caso de algunas Cáritas parroquiales, que en apenas dos meses se han visto desbordadas por las peticiones de ayuda de sus vecinos”.

La parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, en el Parque Figueroa, es una de esas parroquias que están “a pleno rendimiento”, según ha asegurado el párroco, Ángel Roldán, quien todos los días recibe a personas que llaman a la puerta de la parroquia pidiendo ayuda.

Roldán ha explicado que “son muchas las personas que acuden por primera vez a pedir apoyo, incluso dándoles mucha vergüenza, pero la Iglesia se creó para ayudar al prójimo, y así lo está haciendo en estos momentos difíciles, dando lo mejor de sí a los demás”.

Afortunadamente, según ha resaltado, son “muy numerosos los voluntarios con los que cuenta la parroquia para atender a las más de 130 familias” que acuden a esta Cáritas parroquial actualmente, y que son “familias con perfiles variados, muchas de ellas sin ningún tipo de recursos y otras sin ingresos al haber perdido su empleo y encontrarse dentro de un ERTE, pero sin cobrar”.

A pesar de que “los recursos son limitados, la parroquia está intentando dar asistencia a todas las personas que acuden” a ella, como ha podido comprobar el propio obispo al visitar el templo justo el día en el que el voluntariado se reúne para realizar los lotes de alimentos que son distribuidos al día siguiente.

Demetrio Fernández quiso hacerse presente en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción del Parque Figueroa para celebrar la santa misa y mantener un encuentro con estas personas, “que durante estos meses están dando lo mejor de sí por los demás”.