El personal de ABB en Córdoba, en pie de guerra contra el ERE

Los trabajadores protestan a ABB por un ERE que, de llevarse a cabo, acabaría con 59 despidos: 49 en Córdoba y 10 en Vizcaya

Unos 250 trabajadores de la planta de ABB en Córdoba se han manifestado esta mañana a las puertas de su fábrica. Protestan contra el Expediente de Regulación de Empleo que la empresa anunció la semana pasada. El ERE supondría el despido de un total de 59 trabajadores, 49 en la planta de Córdoba y 10 en la fábrica de Trápaga (Vizcaya).

Despidos que para los empleados concentrados es “otra vez, el ejemplo de que esta fábrica quiere arreglar sus problemas con despidos y con bajas a sus trabajadores”. Un ERE que, en principio, afectaría a todos los trabajadores de la planta. En este sentido, según palabras de Villegas, “no hay diferenciación ahora  mismo de qué colectivo está más o menos afectado, eso irá saliendo durante la negociación del periodo de consulta”.

ABB
Trabajadores de ABB protestan contra el ERE | RAFA ALCAIDE

En este sentido, será el próximo viernes cuando tenga lugar en Madrid la entrega de documentación, lo que supondría el inicio del periodo de consultas. Será entonces cuando “comenzaremos el calendario de reuniones y los sindicatos empezaremos a pactar nuestras movilizaciones”. Una situación que, tal y como ha manifestado el presidente del comité, no es nueva para los empleados de esta multinacional. “Es lo que ahora toca y a lo que estamos, por desgracia, acostumbrados por nuestra empresa”, ha lamentado.

Trabajadores de ABB protestan contra el ERE | RAFA ALCAIDE

Venta a Hitachi

El ERE en las plantas de ABB de Córdoba y Vizcaya llega antes de la adquisición, por parte de la compañía nipona Hitachi, del 80% de su división de redes eléctricas. Una operación valorada en casi 10.000 millones de euros que, en principio “no iba a afectar con despidos a la plantilla”.

Sin embargo, vistos los acontecimientos, desde el seno de la plantilla de la fábrica están seguros de que “lo que quieren es hacer una limpia previa a que llegue a esta empresa, aunque ABB no lo ha reconocido oficialmente”.

De hecho, el movimiento fue transmitido “de forma positiva” a los trabajadores, a los que se les presentó como “un paso adelante”. No obstante, “estamos viendo que el primer paso ya es negativo, no sabemos lo que va a pasar cuando llegue Hitachi”.

Trabajadores de ABB protestan contra el ERE | RAFA ALCAIDE

Se ofreció un plan de viabilidad

El ERE llega, según ha explicado Villegas, después de que la empresa ofreciese, antes de Semana Santa, un plan de viabilidad a la plantilla. En concreto, la propuesta ponía sobre la mesa un total de 25 bajas voluntarias, las cuales “constaban de prejubilaciones, traslados a la fábrica de Zaragoza y despidos voluntarios”.

Un plan para cuya reflexión se dio a los empleados una semana, “en la que había que decidir cuestiones tan importantes como son una baja voluntaria o un traslado a otra ciudad con tu familia”.

Finalmente, “nos quedamos en 17 trabajadores, y la empresa cerró el proceso diciendo que no era válido, y que a partir de ahí otras personas decidirían”. Así, y casi dos meses después, “nos encontramos con esta mala noticia, que es tan repetitiva en esta empresa que soluciona sus problemas a base de despidos”