El principio de un nuevo comienzo

La Fundación Marcelino Champagnat ha iniciado un nuevo proyecto: curso de auxiliar polivalente de comercio, que permitirá a una veintena de jóvenes emprender el camino de una futura oportunidad laboral.

Esta semana ha arrancado una segunda oportunidad para una veintena de jóvenes en la Fundación Marcelino Champagnat. Gracias a esta institución, que desarrolla su actividad en Córdoba desde 2017, estos alumnos seleccionados entre 22 candidatos, van a aprender técnicas de trato al cliente y manejo de competencias digitales para desarrollarlas en el futuro en sus propias empresas o en las que apuesten por ellos. Este curso de auxiliar polivalente de comercio tiene una duración de tres meses y culminará con dos semanas de prácticas presenciales.

Saray, una de las alumnas, manifiesta que “para mí, que soy muy joven, me sirve de mucho. Podré tener un futuro mejor”. Realmente, afirman desde la institución, que gracias al trabajo realizado anteriormente y el apoyo de la Delegación de Juventud del Ayuntamiento de Córdoba no ha sido muy difícil ponerlo en marcha. El coordinador Raúl Fernández comenta que “traíamos la trayectoria del proyecto del año pasado (jóvenes) que salió muy bien y ha costado que enganchen menos. En este curso hemos agotado inscripciones y hemos rellenado el cupo”.

50% de aprobados en el título de la ESO

Con distancia de seguridad y gel hidroalcohólico en cada mesa, estos jóvenes quieren emular el porcentaje de éxito de sus antiguos colegas de pupitre, quienes obtuvieron los conceptos necesarios en la Fundación para examinarse en la prueba de libre acceso al título de la ESO de la Junta Andalucía. Pese al confinamiento, lograron acabar las clases y finalizar otro de sus proyectos. “Durante el año pasado, a partir de marzo cambiamos la metodología por el confinamiento y pasamos al online. Contamos unos treinta chicos y el ratio de aprobados fue del 50%. Lo que nos demuestra que estamos haciendo el trabajo bien y que estamos avanzando poquito a poco”, expone Alejandro Rodríguez, uno de los educadores.

En enero, la Fundación comenzará un nuevo programa centrado en el sector de la  hostelería y la restauración, que también finalizará con unas prácticas. Una labor, sin duda, digna de admirar y que permite a muchos jóvenes emprender un nuevo camino.

Fundación Marcelino Champagnat
Alumnos de la Fundación Marcelino Champagnat durante el curso de auxiliar polivalente de comercio | AHORA CÓRDOBA