El PSOE recrimina “la escasa protección” de la Junta a los autónomos frente al Covid-19

 

El portavoz de Seguridad Social del PSOE en el Senado y senador del PSOE por Córdoba, Alfonso Muñoz, ha recriminado este viernes a la Junta de Andalucía “la escasa protección” que está brindando a los autónomos frente al Covid-19 en comparación con las ayudas que ha ofrecido el Gobierno de Pedro Sánchez.

Muñoz ha explicado que “en Andalucía hay 543.512 autónomos y la protección frente a la pandemia, ha sido muy dispar“, dado que “mientras el Gobierno de España ha protegido a 261.803 autónomos en la comunidad, un 48,16 por ciento de los autónomos andaluces, con una cuantía mensual mínima de 661 euros al mes, más la cotización, lo que supone un importe de 930 euros mensuales, el gobierno de Moreno solo ha protegido a 42.800, es decir, un 7,87 por ciento de los autónomos andaluces, con un pago único de 300 euros“.

Económicamente, el esfuerzo realizado por el Gobierno de Pedro Sánchez supone una media de 116 millones de euros al mes, desde mediados de marzo, para el pago de las prestaciones a los autónomos andaluces, mientras que el Gobierno andaluz sólo ha destinado 12 millones de euros en un pago único desde el comienzo de la pandemia“, ha afirmado el senador socialista.

Para el portavoz de Seguridad Social en el Senado, “los datos demuestran el poco interés que el gobierno de Moreno en Andalucía presta a los autónomos, un colectivo gravemente afectado y que supone cerca del 20 por ciento de las personas ocupadas en la comunidad y que representa una pieza fundamental del tejido productivo andaluz“.

Alfonso Muñoz ha asegurado que “a principios de año, los datos indicaban que la economía europea estaba prácticamente recuperada, tras la profunda crisis económica iniciada en 2008 y que alcanzó su mayor virulencia en 2012, España comenzaba a crecer por encima de la media europea, sin embargo, la pandemia sanitaria mundial provocada por el coronavirus obligó al Gobierno a adoptar una serie de medidas de protección social y laboral, para amortiguar el impacto de la misma“.

El 14 de marzo se decretó el estado de alarma en el país, conllevando el confinamiento de la población y la paralización de la actividad, excepto de los trabajos más esenciales para el abastecimiento de la población, lo que provoca una reducción drástica de la actividad“, ha recordado Muñoz.

Además, ha añadido que “para evitar una hemorragia laboral y el despido de millones de trabajadores, el Gobierno de Pedro Sánchez puso en marcha un escudo social, protegiendo a los trabajadores con los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo, permitiendo que los autónomos puedan acogerse de manera excepcional a la prestación por cese de actividad y las empresas queden exoneradas del pago de las cotizaciones sociales“.

Igualmente, el senador del PSOE por Córdoba ha señalado que “a finales de abril, cuando más azotaba el virus, 3,4 millones de trabajadores se habían acogido a un ERTE y 1,1 millones de autónomos a la prestación por cese de actividad, la tasa de paro aumentó hasta el 14,41 por ciento y la paralización de la actividad fue casi total, viéndose afectados la mayoría de los sectores productivos“.

“La recuperación”

Tras levantarse el estado de alarma, la actividad fue recuperándose poco a poco, sin embargo, algunos sectores, especialmente los relacionados con el sector servicios, aún continúan con dificultades, de ahí que el Gobierno prorrogara las prestaciones hasta finales de septiembre y creara la prestación para autónomos de temporada“, ha afirmado.

Para el senador socialista, “los datos obtenidos en el mes de julio animan al optimismo, ya que el número de trabajadores acogidos en ERTE son poco más de un millón, lo que indica que a finales de julio 2,2 millones de trabajadores en ERTE ya se han reincorporado a su actividad, el número de autónomos protegidos en España alcanza la cifra de 1.483.977, la afiliación a la Seguridad Social aumentó en 161.000 trabajadores, la mejor cifra desde 2005, y el paro ha descendido en 89.000 personas, la mejor cifra de julio desde 1997, lo que demuestra que las medidas adoptadas por el Gobierno de Pedro Sánchez han surtido efecto“.