El rosetón de Santa Marina será protegido de las palomas

La iglesia de Santa Marina es una de las iglesias fernandinas y está declarada Monumento Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha informado favorablemente la colocación de una malla antipalomas en rosetón (exterior) y reposición de vidrios (interior) en Iglesia Parroquial de Santa Marina de las Aguas Santas, de Córdoba, por importe total superior a los 4.000 euros.

En la Memoria de este proyecto se señala que las palomas están dañando la piedra del rosetón y, debido a la fractura de algunos vidrios, están anidando dentro del edificio.

Para subsanar estas deficiencias se colocará una malla antipalomas en el exterior del rosetón. Estará elaborada con polietileno de alta densidad del color de la piedra y sujeta con un cable de acero. Igualmente, se repondrán los vidrios de distintos colores desaparecidos debido a su fracturación. Para ello, se realizarán in situ plantillas de las piezas que faltan y se elaborarán en taller los vidrios de distinto color, tomando como referentes para su elaboración el diseño, tonalidad y acabado de los existentes. Una vez que se tenga acceso al rosetón, se valorará la necesidad de restaurar los vidrios existentes.

Actuaciones similares se han autorizado en los últimos años en otros monumentos BIC de Córdoba, como en las portada de las iglesias de San Pedro Apóstol y de San Hipólito. En ambos casos, las mallas protectoras, por su diseño y tamaño, tienen un impacto visual prácticamente imperceptible en el alzado del edificio.

Historia del monumento

La iglesia de Santa Marina de Aguas Santas está declarada Monumento Histórico Artístico, Bien de Interés Cultural y está inscrita en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía. Tiene un entorno de protección de 50 metros en suelo urbano y forma parte del Conjunto Histórico de Córdoba, también declarado Bien de Interés Cultural. Está  catalogada como monumento de la Ajerquía en el Plan Especial.

El templo se sitúa en la zona Norte de la Ajerquía, en un área con un grado medio de renovación, sobre todo en la proximidad de la plaza de Colón. La iglesia, tras la última operación de liberación del ábside, es un edificio exento, que se abre a diversas calles y plazuelas. Su volumetría es especialmente apreciable desde la plaza del Conde de Priego. El entorno inmediato del monumento está formado por edificios de vivienda de dos y tres plantas de altura. Destaca el Convento de Santa Isabel de los Ángeles, que se levanta frente a la iglesia.

La iglesia de Santa Marina de Aguas Santas es una de las parroquias fernandinas que se fueron construyendo tras la reconquista, en el siglo XIII. Es un edificio construido en piedra, con cubiertas de artesonado en origen. Templo de tres naves sin crucero, con triple cabecera abovedada. Junto a la nave de la epístola se levanta la torre, construida a partir del siglo XIV, la antigua Capilla de los Orozco (hoy sacristía), del siglo XV, y las dependencias parroquiales (del siglo XVIII). En la nave del evangelio, la capilla del Sagrario, del siglo XVII. La iglesia se renovó interiormente al gusto barroco, en el XVIII, y recuperó la imagen medieval con las restauraciones del siglo XX. Exteriormente destaca especialmente por la sencillez de su volumetría y por los grandes contrafuertes que enmarcan la portada de los pies.