El sol pone el broche de oro a la Magna “Por tu cruz redimiste al mundo”

El sol despejó el cielo lluvioso y puso el broche de oro a la Magna “Por tu Cruz redimiste al mundo”

Al final — Dios lo quiso— el cielo de Córdoba se tiñó de un azul impecable y el Sol brilló orgulloso para poner el broche final a la Magna exposición que ayer se clausuró a las 11.30 horas.

A las 14.00 horas, la Puerta del Perdón se abría para dar paso a la salida de las parihuelas que portaban la sagrada imagen de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto de Córdoba.

La tarde, espléndida, abría y daba paso a partir de las 5 a la procesión con las imágenes de 17 hermandades cordobesas regresando a sus templos.

Buen Suceso, Nuestro Padre Jesús de la Redención, Jesús del Silencio, Cristo del Amor, Sagrada Cena, Humildad y Paciencia, Vera Cruz, Penas de Santiago fueron los siguientes en partir hacia sus puntos de origen.

Magna
Ntro. P. Jesús de los Reyes saliendo de la Mezquita-Catedral | ÁLVARO PINEDA

Pasión, Cristo de la Clemencia, Jesús Nazareno, Jesús del Calvario, Remedio de Ánimas, Descendimiento, Angustias, Jesús de las Penas y Universitaria lo hicieron a la caída de una tarde que se caracterizó por la temperatura primaveral y la masiva afluencia de públicos en los alrededores de la Mezquita.

Atrás quedan nueve días de “pasión” desbordada de imágenes de Jesús Nazareno, de nuestra capital y de nuestra provincia, que han recorrido las calles de Córdoba, siendo contempladas, en exposición, por miles de visitantes en nuestra Mezquita Catedral.

No ha sido un evento que vaya a quedar pronto en el olvido. Ha sido único, ha levantado emociones, lágrimas, sonrisas. Ha hecho, simplemente, nada más y nada menos, vibrar miles de corazones. Alguien que haya sido testigo de tanta belleza habrá sufrido, fugazmente, algún síntoma propio del Síndrome de Stendhal.