Emacsa suma 24 nuevos vehículos de gas licuado a su flota

Entre ellos, 23 furgonetas Dacia Dokker y un turismo Dacia Sandero que sitúan en 81 el número de vehículos de los que dispone Emacsa

Entre ellos, 23 furgonetas Dacia Dokker y un turismo Dacia Sandero que sitúan en 81 el número de vehículos de los que dispone Emacsa

La Empresa Municipal de Aguasa de Córdoba S.A., Emacsa, suma 23 furgonetas y un turismo a su flota de vehículos. Obtenidos a través de Mezquita Motor, empresa adjudicataria, los vehículos pertenecen a la categoría ECO y son GLP (de gas licuado). Con esta nueva incorporación, Emacsa dispone ya de 81 vehículos entre los que son propios y los de alquiler. El presupuesto global destinado a estas 24 incorporaciones es de 307.946 euros.

Sobre los nuevos vehículos, el presidente de Emacsa, Ramón Díaz-Castellanos, ha destacado que “eran una de las prioridades que teníamos desde la empresa municipal de aguas”. Castellanos ha insistido en apuntar el carácter ecológico de los nuevos automóviles. En este sentido, Emacsa “viene demostrando siempre su implicación  –con el medio ambiente–  a través de distintos programas y formatos como este”, ha recordado.

Emacsa incorpora las 23 nuevas furgonetas Dacia Dukker y el turismo Dacia Sandero con el fin de sustituir otros vehículos “con una antigüedad media de unos 10 años”.  De ellos, aunque la mayoría se encuentran en régimen de alquiler por un lustro, la empresa ha adquirido ocho. El cuanto a su uso, dichos automóviles se utilizarán para realizar labores de mantenimiento de las redes de abastecimiento y alcantarillado de la ciudad de Córdoba.

24 vehículos para facilitar el trabajo diario

Por su parte, el director de la empresa adjudicataria, Mezquita Motor, Jose Antonio López, ha agradecido a Emacsa la concesión y ha mostrado su disposición para próximas licitaciones. Sobre los vehículos, López ha explicado que “están pensados para favorecer el trabajo diario de las personas que lo usan”. Entre las características técnicas, los automóviles disponen de todo tipo de avances como elevalunas eléctrico, cierre centralizado, sensor de marcha atrás o cámara de visión trasera.

Por otro lado, y en el caso de las 23 furgonetas, incluyen una serie de extras para el transporte de diferentes productos químicos. Entre ellos cuentan con rejillas traseras, una cabina estanca y un ventilador de inercia en la zona trasera. Todo ello para favorecer “que no hay ninguna entrada de gas y olores que perjudique al conductor”, ha apuntado.

emacsa
Emacsa incorpora a su flota 24 nuevos vehículos ecológicos