Embargarán 6,7 millones a las empresas del abastecimiento de Las Jaras

No ha atendido los requerimientos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, para que ejecute las obras de rehabilitación

Una vez que las sociedades propietarias y gestoras de la red de abastecimiento de agua potable y saneamiento de la urbanización de Las Jaras no ha atendido los requerimientos de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba, para que ejecute las obras de rehabilitación y mejor de dicha red privada, la GMU iniciará el expediente de embargo a tales sociedades de los 6,7 millones de euros que costará acometer esa intervención, que es precisa para acabar con los cortes del suministro y otros problemas que desde hace años sufren los vecinos de Las Jaras.

Así lo ha anunciado este viernes en rueda de prensa el teniente de alcalde de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba y presidente de la GMU, Salvador Fuentes, quien ha explicado que las empresas propietarias de la red, JaviAras y Laujaras, y la empresa instrumental que gestiona el suministro de agua, Luxico, dispondrán de diez días, desde que el consejo rector de la GMU apruebe el inicio del citado expediente, para presentar alegaciones y también dar cuenta de las “garantías y bienes” con los que cuentan para hacer frente al posible embargo.

Será de nuevo el consejo rector de la GMU, una vez haya resuelto las posibles alegaciones que presenten los propietarios y gestores de la red de abastecimiento y saneamiento de Las Jaras, el que adopte, mediante “un segundo acuerdo”, el citado embargo y, en cualquier caso, inicie el proceso para ejecutar las obras necesarias, con ese coste de 6,7 millones.

En concreto, según ha precisado Salvador Fuentes, “2,7 millones son para la reforma de la red de saneamiento, 2,4 para la red de abastecimiento y 1,5 para la conexión de abastecimiento de alta en la arteria de Los Villares”.

Será el Consistorio, con la implicación de la Empresa Municipal de Aguas de Córdoba (Emacsa) o bien mediante la adjudicación de las obras a una empresa externa, el que lleve a cabo el proyecto, pero con con cargo a las empresas propietarias y gestoras del suministro y saneamiento de Las Jaras, dado que “no sería justo” que se sufrague con dinero público una intervención “en una urbanización de titularidad privada”.

Eso quiere decir, según ha concluido el presidente de la GMU, que “los vecinos tendrán que ser solidariamente responsables de esas obras”, pues la urbanización es privada y mantiene “un convenio con una empresa que viene gestionando el abastecimiento y el saneamiento” en Las Jaras “durante hace 20 años”, de modo que el Ayuntamiento intervendrá, pero mediante un “procedimiento reglado”, que es el que ahora se iniciará.