Enrique Pedraza: “El Enduro es la máquina y la persona contra el tiempo”

El piloto cordobés disputa este fin de semana el Campeonato de España de Enduro en Solsona (Lérida) donde el año pasado terminó en cuarta posición

El Enduro es modalidad del motociclismo que consiste en realizar carreras contra el tiempo por terrenos naturales muy accidentados y especialmente elegidos para probar la resistencia de los pilotos. Un deporte donde la máquina y el hombre se funden para superar obstáculos, vicisitudes y pelean para correr más rápido que ayer. El cordobés Enrique Pedraza es el piloto más laureado de la provincia en este deporte. En su laureado palmarés destaca un título de Campeón y Subcampeón de Andalucía en enduro sénior b, dos subcampeonatos de Andalucía y uno de España en cross Country, cuatro medallas de bronce en el Campeonato de Andalucía indoor y un cuarto y sexto puesto en el campeonato de España de enduro.

Unos resultados que se consiguen a base de talento pero sobre todo mucho entrenamiento. Por las tardes, Pedraza se entrena en solitario por Sierra Morena, tras la jornada laboral en el Ejército Español. Sólo con su KTM de tres y medio de 4 tiempos, Enrique compite contra sí mismo cada día que se sube a la moto. Una afición que su padre le inculcó de pequeño y que él define como su segunda vocación.

Enrique Pedraza, piloto cordobés de Enduro que disputa este fin de semana el Campeonato de España en Solsona (Lérida) | ALEX lÓPEZ

“Mi padre me metió muy joven en el tema de las motos. Empecé con el Trial y di el salto al Enduro porque me atraía más y es una mezcla de todos los deportes de motor. Usa tanto velocidad como técnica, como otros aspectos del mundo del motor. Llevaré uno cinco o seis años corriendo tanto el Campeonato de Andalucía como el Campeonato de España de Enduro. El Enduro es mi segunda vocación”, manifiesta el piloto.

“El Enduro es mi segunda vocación”

Enrique Pedraza durante un entrenamiento en Sierra Morena | ALEX LÓPEZ

Practicar un deporte de riesgo y duro a la vez, se contrarresta con la pasión que siente Pedraza encima de la moto, en plena naturaleza y saboreando la adrenalina que se siente cuando coge velocidad. Aventura, superación y competición contra los mejores pilotos del país, como es el caso de este fin de semana donde se batirá con los más rápidos en la penúltima prueba del Campeonato de España de Enduro que se celebra en Solsona, una población de algo más de 9000 habitantes, de la provincia de Lérida, muy cercana de Francia. Una carrera donde el cordobés quedó cuarto el año pasado y este año intentará ir igual de rápido pese haber sufrido una reciente lesión.

“Este año he estado parado siete meses por una vicisitud que tuve y, aunque no estoy tan en forma como podía estar el año pasado, intentaremos estar siempre entre los cinco o seis primeros luchando ahí. Es verdad que mis contrincantes están bastantes fuertes. Con respecto a la prueba, no hemos corrido nunca en ese pueblo, hemos corrido en Cataluña, ya que allí hay muchísimo nivel pero la preparación ha sido durante los últimos cuatro meses correr el Campeonato de Andalucía de Enduro Indoor en el cual hemos quedado terceros. Ahora toca el nacional”, comenta Pedraza.

Enrique Pedraza
Enrique Pedraza y Juan Pérez, cámara de Ondamezquita TV | ALEX LÓPEZ

“Mi mujer es la que me sufre esta vocación”

Para llegar a la carrera el piloto de Rock&Cross – El Motorista ha corrido este verano el Campeonato de Andalucía indoor donde se subió al pódium en tercera posición. Por delante un reto apasionante que no sería posible sin los apoyos de sus patrocinadores (Gasolineras AGLA, Valenzuela Logística Integral y Galfres Neumáticos) ya que el mundo del motor es minoritario. Por ello resulta más difícil encontrar apoyos para que Enrique Pedraza cumpla su sueño: “estar el nº1 en el Campeonato de España de Enduro”.

Para ello este campeón de 30 años tendrá que darle mucho gas a su KTM como lleva haciendo desde muy joven y como piloto experto que es, Pedraza nos deja un sabio consejo a la cantera, esa que un día lo emulará saltando obstáculos y volando entre los árboles. “Que se diviertan, que se dediquen a la moto, pero que se diviertan. Que no intenten crear de esto una obligación ya que si lo hacen, dejará de gustarle la moto. Que disfruten con la moto porque todo llega si de verdad tiene que llegar. Que se lo tomen como una pasión y como un hobbie”, afirma.