EQUO rechaza que PP y Cs destinen dinero público para las cofradías

La formación verde denuncia la utilización electoralista de la Semana Santa que, según ellos, ha hecho el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno

dinero público para las cofradíasdinero público para las cofradías
Ana María Carnero y Salustiano Luque, portavoces de EQUO Córdoba

Los representantes de EQUO en Córdoba han manifestado su absoluto rechazo ante las declaraciones del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y del portavoz Elías Bendodo, relativas a la intención de incluir en el presupuesto autonómico una partida de 500.000€. Además exigen una política decidida para la recuperación y conservación del patrimonio artístico y cultural andaluz, sin ningún tipo de sectarismo religioso.

El miembro de la candidatura de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados por Córdoba, Ramón Fernández ha manifestado que “confiamos en que no sea una más de las típicas promesas de campaña electoral a que nos tiene acostumbrados el Partido Popular. El ejecutivo andaluz tiene la obligación de gobernar para toda la ciudadanía y mantener institucionalmente un carácter aconfesional”.

EQUO denuncia que Moreno haya estado haciendo “campaña” durante la Semana Santa

Los portavoces de EQUO en Córdoba, han señalado que “el gobierno andaluz, se ha propuesto reducir los fondos destinados a prioridades recogidas en nuestro Estatuto de Autonomía y legislación de desarrollo, mientras quieren destinar partidas presupuestarias a financiar determinadas entidades religiosas con el pretexto de ayudas culturales al patrimonio”.

Ana María Carnero y Salustiano Luque, han afirmado que “las ideas y creencias religiosas de Moreno son totalmente respetables. A título individual puede asistir a los actos de Semana Santa que le apetezcan. Pero resulta inadmisible que haya estado haciendo campaña electoral, acompañado de autoridades eclesiásticas y responsables de las cofradías y hermandades. El gobierno de la Junta debería dedicarse a resolver los asuntos de interés público general y no identificarse con ninguna confesión religiosa”.