El paso de España sub 21 por Córdoba se salda con una justa igualada ante Alemania sub 21 (1-1)

España sub 21 firma un empate contra Alemania sub-21 (1-1) en El Arcángel de Córdoba. Los de Luis de la Fuente, soberbios en la primera media hora de partido, se adelantaron gracias al debutante Manu García. Scholotterbeck puso las tablas pasada la media hora de juego. Andrés Martín se llevó la ovación de la noche en la segunda parte y la afición se acordó de Jesús León

El paso de España sub 21 por Córdoba se saldó con un justo empate (1-1) frente a Alemania en la reedición de la final de los dos últimos Europeos de la categoría. El debutante Manu García adelantó a los de Luis de la Fuente en el 9′ con un gran tanto. El gol hizo justicia al superlativo arranque de la primera parte de los locales. Pero Alemania, en sus mejores minutos, igualó el encuentro por medio de Scholotterbeck.

La afición española se quedó con las ganas de ver de inicio a Andrés Martín. El excordobesista comenzó el choque en el banquillo y tuvo que ver desde el banco cómo Dani Olmo, la gran estrella de esta selección sub-21, ocupaba la posición de “nueve” acompañado por Ferrán Torres y Alejandro Pozo en los costados. De hecho, el atacante del Sevilla buscó en profundidad a Pedrosa, que gozó del primer intento del choque. Y acto seguido, Chabot le arrebató el esférico a Fran Beltrán en una nueva llegada de los chicos de un impoluto Luis de la Fuente. Su elegante traje oscuro lo dejaba claro en el banquillo de El Arcángel.

Después de estrellar Pepelu un rechace en un defensor tras una falta lateral y un par de minutos de presencia alemana en campo español, Dani Olmo tuvo la más clara para España. El delantero del Dinamo de Zagreb se quedó sólo ante Schubert tras un pase de Ferrán Torres, ante el que la mandó muy por encima de su portería. Era el aviso serio ante lo que estaba por venir.

Un joven trotamundos enciende el marcador de El Arcángel

Manu García hizo justicia al espléndido arranque de partido de la sub-21 con un disparo que, a media altura y perfectamente dirigido de volea, se coló en el primer palo de la meta germana. El jugador del Sporting de Gijón, que a sus 21 años ha jugado en Inglaterra (Manchester City), en Holanda (NAC Breda), y en Francia (Toulouse) marcaba el primero en el 9’ para delirio de la afición española. Y además, en el primer balón que tocó el flamante nuevo internacional en las categorías inferiores de la selección.

El dominio de España era apabullante. Los jóvenes talentos de “La Rojita” superaron en todas las líneas a la selección alemana. Buscaba la reacción a su parálisis pero el tribote español taponó a la perfección cualquier aparición de Eggestein. El futbolista del Werder Bremen no aparecía y eso lo notaban los pupilos de Kuntz. Y es que la subcampeona de Europa sub-21 – precisamente ante España en Italia el pasado verano – tenía serias dificultades para hilvanar jugadas prolongadas en territorio español.

La relevancia de Dani Olmo en la nueva sub-21

La importancia de Dani Olmo en esta nueva generación a prueba por parte de Luis de la Fuente quedó patente. Porque el horizonte de compromisos para los internacionales lo dice todo. El combinado nacional disputará a lo largo de esta temporada partidos de clasificación para el próximo Europeo de su categoría. Y en verano del próximo año viajará a Japón para disputar los Juegos Olímpicos de Tokio. De ahí la insistencia de los volantes y los centrocampistas en buscar al delantero catalán.

España sub 21
Alejandro Pozo, uno de los más incisivos en el primer tiempo | Foto: RAFA ALCAIDE

Pedrosa dejó en la frontal el balón para el del Dinamo de Zagreb, que buscó con atrevimiento el desmarque por el costado diestro de Alejandro Pozo. El rechace le fue directo al de Tarrassa, que tras intentarlo en dos ocasiones acabó pecando de egoísmo para buscar la portería de Alemania sin éxito. Precisamente Baku tuvo para los teutones pasado el ecuador del primer tiempo un instante de inspiración. Puso un centro que no encontró rematador. El que puso en serios aprietos a Álvaro Fernández fue Luka Kilian. Un potente disparo lejano obligó al meta español a desplegar su mano izquierda para desviar a córner. Y también supuso un aviso.

La respuesta de la subcampeona de Europa

La selección alemana sub-21 empató en el 32’ al aprovechar Schlotterbeck un fallo defensivo en un balón suelto. La soltura de los germanos llegó a tal punto que Janni Serra se atrevió con el gol de la noche en Córdoba. Pero su disparo salió rozando el larguero. España necesitaba reaccionar al sigiloso despertar de su adversario.

Puso de su parte mientras se escucharon los primeros cánticos hacia Andrés Martín. A falta de cinco minutos para el tiempo de prolongación, el ex jugador del Córdoba CF inició ejercicios de calentamiento en la banda de su anterior estadio.

Revolución en el once alemán previo a la entrada de Andrés Martín

La selección alemana sub-21 saltó al terreno de juego en la segunda parte con la idea clara de no repetir su imagen del inicio del choque. Kuntz hizo hasta ocho cambios en su alineación. Incluido el meta Schubert. En el 55′, Luis de la Fuente dio entrada a Gonzalo Villar, Dani Gómez, y a Andrés Martín. Como era de esperar, el ex jugador del Córdoba CF se llevó una atronadora ovación de la grada.

Antes de la sustitución, Eggestein recibió un balón en el pico del área española y buscó la portería de Álvaro Fernández. España comenzó a sentirse exigida sobre el terreno de juego. Y los alemanes lo sabían. La frescura y la calidad física jugaron un importante papel en los minutos iniciales de la segunda parte. Hasta que apareció Andrés Martín.

La calidad de Marc Cucurella y la “ola”

El desparpajo y descaro del delantero rayista se hizo notar sobre el área en la que marcó goles inolvidables para la afición blanquiverde. Tocó dos balones que enloquecieron a la grada y que estuvieron no faltos de peligro. Filtró dos pases apurando la línea de fondo buscando el pase de la muerte que pudieron hacer mucho daño a Alemania.

Posteriormente, la entrada de Oihan Sancet, Cucurella y Pol Lozano propició el robo de la posesión de España a Alemania. Los de Luis de la Fuente ganaron presencia en campo contrario. Y comenzaron a poner en apuros nuevamente a su rival. Cucurella maravilló con sus acciones a la afición que le vio hacer un caño a su defensor. Salvó un balón sobre la línea lateral y, después, la magia del jugador del Getafe.

Con las probaturas constantes en España sub 21 y Alemania, la afición comenzó a hacer la ola. La gente quería pasárselo bien y alentar al combinado de Luis de la Fuente. Pero también de la situación institucional del Córdoba CF. Rozando el minuto 80 de partido, la gente sacó sus móviles y encendió las linternas mientras cantaba “tieso, tieso” en referencia a Jesús León.

Antes, Sancet la tuvo para España. El jugador del Athletic Club de Bilbao cabalgó hasta plantarse delante del arquero alemán. Pero la estrelló en el portero. Del mismo modo, Álvaro Fernández tuvo que aparecer para repeler un disparo de Nmecha.

Con cinco minutos de descuento, Alemania se quedó con diez por la expulsión de Kiomourtzoglou. Vio dos amarillas en dos minutos y dejó en inferioridad numérica a su equipo. España empujó a base de carácter para buscar el triunfo. Pero las tablas hicieron justicia sobre El Arcángel.

FICHA TÉCNICA

ESPAÑA SUB-21: Álvaro Fernández; Aitor Buñuel (Montero, 72′), Eric García, Cuenca (Pipa, 72′), Pedrosa (Juan Miranda, 72′); Pepelu (Pol Lozano, 64′), Fran Beltrán (Oihan Sancet, 64′), Manu García (Gonzalo Villar, 55’); Ferrán Torres (Andrés Martín, 55’), Pozo (Cucurella, 65′) , Dani Olmo (Dani Gómez, 55’).

ALEMANIA SUB-21: Schubert; Vagnoman, Kilian, Chabot, Schlotterbeck; Janelt; Eggestein, Fein, Dorsch, Baku y Serra. También jugaron Awoudja, Handwerker, Burnic, Berisha, Köhlert, Özcan, Agu, Grill, y Kiomourtzoglou.

GOLES: 1-0, min. 9: Manu García. 1-1, min. 32: Schlotterbeck.

ÁRBITRO: Srdjan Jovanovic, de Serbia. Expulsó por doble amarilla (min. 89) a Kiomourtzoglou. Amonestó por España a Cucurella, y a Adrian Fein, Özcan, Vagnoman y  por Alemania.

INCIDENCIAS: Partido internacional amistoso disputado en el Estadio Municipal “El Arcángel” de Córdoba ante unos 12.244 espectadores.