Detenido un varón acusado de unas 15 estafas por internet con casi 12.000 euros

El acusado compraba por internet un teléfono móvil de alta gama. El vendedor del producto, confiado en que la transferencia tardaba varios días en realizarse, remitía el teléfono al domicilio indicado

La Policía Nacional ha detenido en Córdoba el pasado viernes a un hombre como presunto autor de al menos 15 estafas a través de Internet durante el último año con la compra de teléfonos móviles, en las que el montante total de lo estafado asciende a casi 12.000 euros.

Según ha informado el Cuerpo Nacional de Policía, la investigación se inició a mediados del pasado año cuando los agentes tuvieron conocimiento de que una persona de Valencia denunciaba que había sido víctima de un engaño a la hora de intentar vender su teléfono móvil de alta gama a través de portales especializados de Internet, relatando que el domicilio de envío de la mercancía se situaba en la capital cordobesa.

Durante todo este tiempo, los agentes han realizado diferentes pesquisas fruto de las cuales han determinado un ‘modus operandi’ muy similar en al menos 15 denuncias. En todas ellas, un individuo con domicilio en Córdoba se interesaba en adquirir un teléfono de alta gama, haciéndole creer al vendedor del mismo, una vez que convenían el precio, de que le había realizado una transferencia bancaria.

En ese momento el vendedor del producto, confiado en que la transferencia, según les había comentado el ahora detenido, tardaba varios días en realizarse, remitían el teléfono al domicilio indicado, que iba variando durante este tiempo, si bien fruto de las numerosas gestiones realizadas por los agentes llegaron a ubicar a este individuo, quien el pasado viernes por la mañana fue detenido.

Según han determinado los investigadores, el montante total de lo estafado –telefonía móvil de alta gama– ascendería a casi 12.000 euros, estando las víctimas distribuidas por toda la geografía española: Barcelona, Valencia, Las Palmas, Málaga, Alicante, Zaragoza, Madrid, León, Granada y Orense, si bien no se descartan nuevas víctimas, dado que la investigación continúa abierta.