"Estoy mal anímicamente, no tengo fuerzas para continuar en el filial"

Ahora Córdoba ha podido hablar con Juan Marrero (Valencia, 1968) tras su reciente decisión de dimitir como responsable del Córdoba B. Una decisión que se produjo apenas unos minutos después de que el filial cordobesista empatara a cero con el Xerez DFC, en la mañana de ayer. El técnico valenciano confiesa que “estoy mal anímicamente, no tengo fuerzas para continuar en el filial”. 
Marrero afirma que “lo sucedido durante la semana, con una ocasión tan importante en mi vida, ahora mismo no estoy con el ánimo adecuado para llevar un equipo. La situación me está afectando psicológicamente y lo mejor es que me vaya si me dan las facilidades adecuadas. Es comprensible como persona. Creo que hay que llegar a un acuerdo”.
Juan Marrero en la Ciudad Deportiva antes de medirse al CD Cabecense | Foto: Córdoba CF
Para poder marcharse Juan Marrero se ha desplazado esta misma mañana a las oficinas del estadio El Arcángel para hablar con el presidente del club blanquiverde, Jesús León, pero no lo ha logrado “no he conseguido hablar con Jesús León. He estado en club desde las 9 hasta las 12:30. Él sabía que yo estaba allí pero no me ha atendido. He hablado con Rafa Berges pero con él, no”.

“Tengo que hablar con Jesús y que me facilite la salida”

Con este problema se ha encontrado el ex-entrenador del Córdoba B que realmente sigue ligado contractualmente a la entidad blanquiverde ya que, según dice Marrero “no hemos firmado nada porque no he podido hablan con él (Jesús León). Ha surgido una cláusula, que no sabía que estaba, pero que no tiene porque ser un obstáculo para cuando una persona no está a gusto en un club y quiera irse. Tengo que hablar con Jesús y que me facilite la salida”.
Juan Marrero en el Estadio Municipal San Rafael (Los Barrios, Cádiz) | Foto: Córdoba CF
Afectado por la situación y con poco ánimo, el técnico argumenta que “desde el club tienen que comprender mi estado de ánimo. La vida no es solamente cláusulas sino la persona. Forzarme a llevar el equipo sería negativo porque no voy a ser entrenador. No voy a transmitir las cosas como deben ser. Lo mejor es llegar a un acuerdo. Ahora mismo no tengo fuerzas, ni ganas, ni moral, ni nada. Ahora es negativo que yo lleve al B por imposición o por lo que sea. No estoy bien y ahora mismo no soy útil”.

“No estoy bien y ahora mismo no soy útil”

Acerca de si su relación con Luis Oliver pudo ser un factor determinante en que el club no le promocionara al primer equipo, Juan Marrero nos ha respondido que “a Luis Oliver lo conozco desde mayo del año pasado. Contactó conmigo cuando yo entrenador del Badajoz, en Segunda División B. Me ofreció un proyecto que me ilusionó y me atrajo pero yo no lo conocí hasta mayo. Del proyecto aquel, que era muy bueno, desde el minuto uno cambió todo. Lo único que he brindado ha sido sacrificio, trabajo y que los chavales lucharan por el escudo del Córdoba y eso ahora no lo puedo dar. Creo que es importante ver la persona. Estoy mal”.
Juan Marrero junto a Luis Oliver el 6 de junio de 2018, día que se presentó como técnico del filial | Foto: Córdoba CF
El futuro para él ahora es incierto porque como el propio Marrero asegura no puede dirigir a otro equipo “cuando te vas de un club sea por dimisión o por lo que sea ya no puedes entrenar en otro lado hasta el 30 de junio”.
Por último, se ha referido a la ciudad y a la afición, con la que ha convivido durante los últimos nueve meses “para mí Córdoba es una gran ciudad. Se vive muy bien y tiene una gran afición. Te pone la piel de gallina. Sobre el primer equipo, todas las decisiones las respeto, pero hay que comprender que no tiene nada que ver con mi situación. Cuando un entrenador sabe que no va a servir creo que hay que facilitarle la salida y no poner obstáculos“.