Eva Timoteo, sobre la Oficina de la Vivienda: “Ni disolución, ni desmantelamiento… no es verdad”

La delegada municipal de Servicios Sociales, Eva Timoteo, ha asegurado que la Oficina de la Vivienda va a seguir prestando sus servicios

La delegada municipal de Servicios Sociales, Eva Timoteo, ha asegurado que la Oficina de la Vivienda va a seguir prestando sus servicios

La responsable municipal de Servicios Sociales, Eva Timoteo, ha asegurado este lunes que la Oficina de la Vivienda continuará funcionando. Un organismo al que, según ha criticado la oposición en el Ayuntamiento y determinados colectivos, le esperaba un futuro desalentador. En este sentido, la delegada ha advertido que “ya es hora de dejar los titulares y de alarmar”. Así, ha calmado los ánimos y ha reiterado que “ni disolución, ni desmantelamiento… no es verdad”.

Para la delegada, la Oficina de la Vivienda “lleva a cabo una serie de funciones útiles y necesarias para la ciudadanía cordobesa”. Entre ellas, tan solo en 2019 logró el aplazamiento de 84 desahucios. Además, ha recordado, se ocupó de un total de 222 casos derivados de los centros de Servicios Sociales Comunitarios. Por otro lado, coordinó con Servicios Sociales un total de 247 casos y expidió hasta 250 informes solicitados pro el juzgado. Por ello, y “como no podía ser de otra manera”, seguirá prestando sus servicios.

Tres personas trabajando y un presupuesto de 5.000 euros en 2019

Según ha explicado, tan solo tres personas (dos trabajadoras sociales y una auxiliar administrativa) componen hoy el personal de la Oficina de la Vivienda. Un organismo que ni tiene jefe de unidad ni técnico de administración general y que, según Timoteo, contaba con un presupuesto de tan solo 5.000 euros.  Esto es así, ha destacado, porque de la partida 177.000 euros que se destinaba en 2019 a los servicios de la Oficina de la Vivienda, 172.000 han sido destinados a un convenio, con la Fundación Rais, orientado a la lucha contra el sinhogarismo.

Ahora, Timoteo ha insistido en que la Oficina de la Vivienda continuará. Sin embargo, la delegada ha reconocido que habrá modificaciones. En concreto, y como parte de la reestructuración, se dará lugar a una diversificación de funciones. Así, ni el asesoramiento jurídico ni la negociación con los bancos serán responsabilidad ya de las trabajadoras sociales. Esto último, por ejemplo, recaerá en Vimcorsa, con la que las trabajadoras sociales sí que se coordinarán.