Eva Timoteo: “Se ha habilitado una partida de 300.000 euros para ayudas de emergencia”

La delegada de Servicios Sociales destaca la labor del Ayuntamiento de Córdoba para paliar los “efectos negativos” en las personas necesitadas

Eva Timoteo
Eva Timoteo, delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba

La delegada de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Córdoba, Eva Timoteo, ha apuntado este viernes que “las personas que viven una situación de necesidad en la ciudad son un sector especialmente vulnerable ante cualquier circunstancia que pueda agravar esa realidad, como ocurre con la crisis provocada por la expansión del coronavirus“.

La edil ha resaltado que desde su delegación son “conscientes plenamente de ello”. Por ello “se ha trabajado desde que se decretó el estado de alarma”, para “paliar en la medida de lo posible los efectos negativos de la epidemia sobre este colectivo”.

Según ha expuesto, “esta crisis afecta gravemente a sectores económicos como pueden ser el turismo, el comercio y la hostelería”. Pero “castiga más si cabe a las personas que ya de por sí partían de una situación precaria”.

Ante ello, Timoteo ha aseverado que “el Consistorio está al lado de estas personas, no las va a dejar en ningún momento”. Además, apunta que el Ayuntamiento trabaja “hacia el objetivo de darles la mayor cobertura posible”. Para ello “se están dirigiendo todos los esfuerzos de la Delegación de Servicios Sociales”.

En relación a las llamadas a los centro de servicios sociales comunitarios y ayudas a la alimentación, Timoteo ha recordado que “ya se ha informado del aumento de demandantes de ayudas desde que se decretó el estado de alarma. Concretamente en torno a 800 familias”.

Servicios mínimos y teletrabajo

Al respecto, ha comentado que “los servicios del Ayuntamiento, como los de todas las administraciones, se han visto mermados por la necesidad de preservar la seguridad de sus trabajadores. Existe un alto número de ellos que son personas de riesgo, o que tienen menores/dependientes a su cargo”.

De este modo, ha precisado que “se establecieron servicios mínimos, tres por centro y diez personas en servicios centrales”. Para “el colapso de llamadas sobrevenido a raíz del coronavirus”. La Delegación de Transformación gestiona una “centralita” para “refuerzo de líneas y se instala paulatinamente el teletrabajo”, ha subrayado.

Como ejemplo, la concejal ha señalado que “se ha adquirido un paquete de licencias exclusivamente destinadas a Servicios Sociales”. Por el momento, hay un número de teléfono asignado por cada centro de servicios sociales al que se deben dirigir las personas según la zona en la que tengan su domicilio. “Es una realidad a la que estamos haciendo frente desde el Ayuntamiento”, ha defendido Timoteo.

Reparto de alimentos

En cuanto al reparto de alimentos, la delegada ha remarcado que “desde Servicios Sociales solo puede atenderse a las personas que acudan a los mismos a solicitar alimentos por vía de emergencia”. De modo que “se ha habilitado una partida de 300.000 euros para ayudas de emergencia”.

“Para cubrir esa necesidad mientras tanto se tramitan esos expedientes, que llevan su tiempo de trámites, se ha adoptado el acuerdo de conveniar y contratar alimentos con varias asociaciones, ha expresado Timoteo. El reparto comienza este fin de semana con dos de ellas, y se ampliará gradualmente en los próximos días. Desde Hacienda, en consonancia con Servicios sociales, se está articulando un procedimiento abreviado para agilizar las ayudas y los pagos.

Mayores y dependientes

Por otra parte, la edil ha indicado que “se ha establecido un servicio de ayuda a domicilio de carácter excepcional”. Para los casos que “ordinariamente no son usuarios de la misma” pero que “ahora sí precisan de esa asistencia por ser personas de riesgo o por estar los familiares en cuarentena”, afirma la delegada. Igualmente, ha declarado que se ha reforzado el servicio de comidas a domicilio para personas mayores y/o dependendientes.

Respecto a las personas sin hogar, Timoteo ha valorado que este jueves se abrió el albergue temporal, localizado en el Colegio Mayor Séneca, “donde están recibiendo una atención integral, para la que se han contratado equipos multidisciplinares -psicólogo, educador social, trabajador social y auxiliar de clínica-, que trabajan ya en coordinación con Salud para abarcar las necesidades adecuadas para sus perfiles”.

Por último, Timoteo ha manifestado que “ha habido que sortear muchos obstáculos para llevar a cabo esta medida. Finalmente, con la colaboración del sector privado, de organizaciones sociales y de la universidad, que ha cedido el Colegio Mayor, se ha podido abrir este recurso”.