Experto destaca la efectividad de la escleroterapia con microespuma para eliminar las varices

Se trata del tratamiento más eficaz y que ocasiona menos molestias, ya que no precisa de preoperatorio ni anestesia y se realiza en consulta

eliminar las varices

La escleroterapia con microespuma es el tratamiento más efectivo y menos molesto para eliminar las varices, puesto que no precisa de preoperatorio ni anestesia y se puede realizar en consulta, según ha explicado el jefe del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud Córdoba, Manuel Sánchez Maestre.

El doctor Sánchez Maestre ha destacado que hasta hace poco tiempo las varices grandes sólo se podían tratar quirúrgicamente, pero actualmente existen nuevas técnicas menos agresivas que permiten seguir con la vida normal inmediatamente después del tratamiento. Entre ellas se encuentran el endoláser, la radiofrecuencia, el pegamento y la escleroterapia con microespuma.

La escleroterapia con microespuma emplea inyecciones con una aguja muy fina para mejorar la apariencia de las arañas varicosas en las piernas y aliviar síntomas relacionados como dolor, quemazón, hinchazón y calambres. En definitiva eliminar las varices.

El tratamiento no impide la práctica de ejercicio físico

Elimina las varices de forma rápida a la vez que fomenta la circulación óptima de la sangre a través de las venas sanas. Con lo que se minimizan los efectos secundarios. Después de la sesión, el paciente puede seguir con su vida normal. Además, esta técnica no prohíbe exponerse al sol, por lo que se puede realizar todo el año. Sólo hay que esperar dos o tres días antes de la exposición al sol o la depilación. Tampoco hay que dejar de practicar deporte, siempre que no sea de impacto o natación, actividades para las que habría que esperar dos días.

El endoláser consiste en eliminar las venas introduciendo por punción un catéter láser que las trata mediante calor. Se realiza en quirófano con anestesia local y sedación y se recibe el alta en unas dos horas, pudiendo reanudar la actividad cotidiana en 3 o 4 días. La radiofrecuencia es una técnica parecida pero cambia la forma de provocar el calor. El sistema de pegamento consiste en un sellado con pegamento de la vena, sin reacción inflamatoria posterior ni necesidad de media. La técnica a utilizar se decide según el estado de cada paciente. Según el tamaño de la variz, edad y patologías asociadas, entre otros aspectos.