Facua pide al Ayuntamiento que “no castigue más” con la implantación de una nueva zona azul

Facua advierte de que “la instauración de la zona azul en determinados lugares de uso de estudiantes, sanitarios y residenciales obedece únicamente a un afán recaudatorio de la administración”

Máquina expendedora de tickets de los aparcamientos en zona azul en la capital, en una imagen de archivo. – EUROPA PRESS

Facua pide al Ayuntamiento de Córdoba que “no castigue más a los usuarios” con la implantación de una zona azul en las proximidades de la Plaza de Toros y lamenta que “el gobierno municipal de PP y Ciudadanos ejecute ahora una medida que el PSOE no pudo llevar a cabo en 2018, cuando estaba al frente del Consistorio”.

La asociación rechaza “la posible ampliación de la zona azul de aparcamiento en las calles de la capital” y recuerda que “el proceso para su aprobación no puede ser mediante un informe técnico, sino que debe realizarse a través de una ordenanza municipal”. “De no ser así, no se ajustaría a la legalidad”, apostilla.

Facua dice que no entiende “cómo se habla de rotación de vehículos para justificar la nueva zona azul cuando existe una aplicación móvil, llamada ‘E-park’, que permite renovar el tique de aparcamiento sin necesidad de ir al parquímetro y desde cualquier lugar –incluso fuera de la ciudad–“. “En la práctica, esto implica que no existe la rotación de coches”, apunta.

En este sentido, la asociación advierte de que “la instauración de la zona azul en determinados lugares de uso de estudiantes, sanitarios y residenciales obedece únicamente a un afán recaudatorio de la administración”.

“De llevarse a cabo esta propuesta en la zona de la Plaza de Toros, se estaría imponiendo una nueva tasa municipal, gravando aún más a las personas que necesitan utilizar el vehículo privado para acceder a zonas de actividad cotidiana, y no de ocio o recreativas”, avisa.

Asimismo, Facua ha considerado que “el Ayuntamiento no ha motivado suficientemente la necesidad y conveniencia de usar la herramienta de la rotación de aparcamientos en lugares en los que estos están ligados a estancias largas de los usuarios, igual que tampoco lo hizo el PSOE durante la pasada legislatura”.

La asociación estima que “la recaudación anual de las cien plazas de aparcamiento previstas por el Consistorio en las proximidades de la Plaza de Toros, en base a las tarifas que se aplican actualmente, llegaría a superar los 200.000 euros”.

Así, Facua ha criticado que “la única beneficiada con esta situación sería la empresa concesionaria, a costa de penalizar aún más a los usuarios”.

Ordenanzas fiscales

La asociación advierte de que “cualquier modificación de la zona azul implicaría una modificación de las ordenanzas fiscales, como indica la Ley 58/2003 General Tributaria en su artículo 20”. Ésta determina que “el hecho imponible es el presupuesto fijado por la ley para configurar cada tributo y cuya realización origina el nacimiento de la obligación tributaria principal”.

La propia ordenanza fiscal de estacionamiento regulado define “el hecho imponible” en su artículo 8 como “el servicio de regulación de aparcamiento se prestará en los días y horas que se establezca por acuerdo del Ayuntamiento”.

Además, Facua ha recordado que “la obligación de pago no se produce únicamente por el hecho de estacionar el vehículo, sino por aparcarlo en lugares y horas concretas”. Por ello, la asociación cree que “estos elementos, que son fundamentales en la determinación de la tasa, deben estar obligatoriamente recogidos en la ordenanza reguladora”.