La provincia de Córdoba pasa a la fase 1 de la desescalada

A partir del lunes 11 de mayo podrán regresar a la actividad, pero al 50%, las terrazas de los bares y restaurantes. El pequeño comercio, los museos, hoteles y alojamientos turísticos o los lugares de culto están autorizados a la apertura pero con varias limitaciones

comercio Córdoba

El Gobierno de España ha autorizado que la provincia de Córdoba entre en la fase 1 del plan de desescalada. Se adentrará en ella a partir del próximo lunes 11 de mayo. Lo ha hecho después de que haya dado el visto bueno al informe del Ejecutivo andaluz en el que, en base a los datos correspondientes a los marcadores, da luz verde al avance en ese proceso de vuelta a la normalidad.

Esta fase, que tiene una duración de dos semanas, se extendería hasta el 24 de mayo. Por tanto, se iniciaría un periodo de tiempo en el que se recobrará de una forma algo más notable la actividad económica tanto en la capital como en los distintos municipios de la provincia. Se autoriza, en este sentido, la reapertura del pequeño comercio con medidas de seguridad, la apertura de terrazas con una limitación del 50%, con horario preferente para mayores, y también la de lugares de culto con un tercio de ocupación.

Por otra parte, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha informado del mantenimiento de las franjas horarias para hacer deporte y dar paseos. En este sentido, los adultos podrán salir a correr en solitario entre las 6:00 y las 10:00 horas o bien entre las 20:00 y las 23:00 horas. Los mayores de 70 años y personas dependientes podrán salir entre las 10:00 y las 12:00 horas o bien entre las 19:00 y las 20:00 horas. Y los niños menores de 14 años son los únicos cuyo horario se verá sujeto a modificaciones.

Refuerzo del transporte público y medidas de concienciación

Y es que en las últimas horas, el Gobierno de España ha dado a las comunidades autónomas el permiso para que cambie los momentos en los que los adultos pueden salir a la calle con sus hijos. Evitar las altas temperaturas y preservar la salud son las razones que han llevado a numerosos alcaldes, incluido el de Córdoba, a solicitar esta posibilidad.

Entrando en más detalles que afectarán a la ciudadanía que reside en Córdoba capital, la apuesta del equipo de Gobierno es la de trabajar en un nuevo concepto de movilidad urbana que facilite la adaptación a la nueva normalidad en función de las fases de la desescalada. Esa es la idea expuesta por Miguel Ángel Torrico, el delegado de Movilidad en el Ayuntamiento cordobés.

Reforzar el transporte público y tratar de facilitar la movilidad personal cumpliendo con las medidas referidas a la distancia de seguridad son básicas. De ahí que se apueste por reducir a 30 km/hora la velocidad de los vehículos. Se aplicarán, además, carriles derechos para la circulación de vehículos de movilidad personal e incluso una nueva zona peatonal. Asimismo, se señalizarán los entornos para mejorar los itinerarios peatonales continuos y se colocará una nueva señalética para recordar la necesidad de extremar el distanciamiento social. 

Los hoteles y alojamientos turísticos pueden abrir sin usar zonas comunes

El Ayuntamiento señala que a partir del día 11 de mayo, jornada en la que se inicia la fase 1 de la desescalada en Córdoba y provincia, “se permitirá el inicio parcial de algunas actividades dentro de la provincia de residencia. Así pues, aunque no se pueda salir del término municipal, sí se podrá ir a comprar al pequeño comercio”.

Los centros comerciales, en cambio, continuarán cerrados. En esta fase también se permitirá la reapertura de las terrazas de locales y restaurantes con un máximo del 50% de ocupación. Hoteles y alojamientos turísticos, sin poder usar las zonas comunes, también podrán reabrir.

Además, abrirán los centros de alto rendimiento con medidas de higiene y protección reforzadas y, siempre que se pueda, utilizándolos mediante turnos.