Hornachuelos se vuelca en su feria real

Del 18 al 21 de julio se celebra la feria de Hornachuelos con un amplio cartel de actuaciones y mejoras

Feria de Hornachuelos

Hornachuelos es naturaleza, parque natural, cultura y tradición. Pero también desarrollo y por supuesto un pueblo de andaluz en el que su fiestas toman especial protagonismo en el calendario y un lugar al que escaparse en verano. Los melojas viven una apretada agenda veraniega en la que se suceden los festejos en el calendario. Del 18 al 21 de julio se celebra la feria de Hornachuelos, con un amplio cartel de actuaciones y mejoras tanto en el recinto ferial como en algunos puntos de alumbrado en la zona de la caseta.

Carrera de San Abundio y actuaciones locales

El jueves 18 de Julio tiene lugar la tradicional carrera de San Abundio. Una de las pruebas deportivas más importantes del año. Por la noche además de las actuaciones locales de la Academia Beatriz Rojano, se ha preparado un importante evento dedicado a la copla donde los artistas Fran Doblas, Carolina Caparrós y Laura María Larrea, acompañados con la Banda de Música de Hornachuelos, amenizarán la noche.

Cena homenaje a los mayores

El viernes 19 se comienza al mediodía con el baile de siesta. Ya por la noche los mayores toman el protagonismo con su cena homenaje, en la que disfrutarán de la actuación del grupo Jovidance. Posteriormente se dará paso a la velada musical con Vibraciones y la Banda Sureña.

Bailes de siesta y velada

El sábado 20 vuelven los bailes de siesta al mediodía y ya por la noche se podrá disfrutar de las actuaciones de La Tentación y Zócalo.

El domingo se finalizarán la fiesta con el baile de siesta al mediodía y por la noche la velada musical de la Orquesta Pekado y el grupo de versiones Lobo Star Covers.

La feria de Hornachuelos cuenta con la peculiaridad de no dar por finalizada cada noche hasta que no llega la hora del desayuno en los bares del pueblo.

No en vano, es uno de los pueblos de la comarca que cuentan con mayor reclamo en lo que a orquestas se refiere. Todas ellas de primer nivel y atrayendo con sus espectáculos a vecinos de toda la Vega del Guadalquivir. El presupuesto de la feria, supera los 50.000 euros.

Tras la feria de Hornachuelos: La Patrona, la Reina de los Ángeles

Dejando atrás la feria nos centramos en el día de la Patrona. Este año celebra su velada el 3 de agosto. Previamente, el día 2 será el día grande. Comenzará a las 7 de la mañana con la diana floreada a cargo de la Banda de Música de Hornachuelos.

Tras los actos religiosos que se celebrarán a las 8 de la tarde, tendrá lugar la Solemne procesión de la patrona que recorrerá las calles de la localidad, para posteriormente dar paso a la tradicional subasta.

El origen de esta festividad hay que remontarlo a finales del siglo  XV, cuando una pequeña comunidad franciscana levanta el primitivo convento de Santa María de los Ángeles. En 1869 se constituye   la   Hermandad   de   los   Ángeles,   estableciéndose   los vínculos y obligaciones de mantener el culto a la patrona. De esta época es el molino del Vínculo, situado a la entrada de la localidad, que servía para recoger fondos y mantener durante todo el año el aceite necesario para la lámpara de la iglesia.

En la procesión, para complacer a todo el vecindario se ha establecido que un año recorra la procesión la parte alta y otro la parte baja del pueblo. Durante el recorrido  procesional existía  la  costumbre  de  que  los  vecinos pagasen para que se cantara la Salve en la puerta de su domicilio. Hoy  se  canta  de  forma  gratuita  aunque  se  dan  donativos  en las paradas oficiales de la procesión. Terminada la misma tiene lugar la tradicional subasta  en el atrio de la Iglesia.

Es tradición curiosa en el municipio la subasta de la Reina de los Ángeles, que tiene lugar tras la procesión. Se recogen fondos  para  sostener  el  mantenimiento  del  culto  y  capilla  de  la patrona a lo largo del año. En esta subasta participa casi todo el pueblo, bien donando objetos para la puja o bien ofreciendo dinero para llevárselos. Muchos de los objetos que se pujan son meramente simbólicos, como los gladiolos, nardos o la famosa ensarta de diamelas. En el mismo sentido, nos encontramos con la puja por entrar la patrona a hombros en la iglesia, que se denomina sorteo de varales.

La diamela o jazmín de Arabia es una rara especie con un aroma muy intenso, que se desarrolla en esta zona. Las mujeres de Hornachuelos solían fabricarse con ellas su ensarte para lucirla al cuello los días veraniegos. Estos collares de flores se cuelgan en la mano de la patrona y miden varios metros de longitud. Serán los objetos más esperados de la subasta por el elevado precio que llegan a alcanzar.

Hasta hace unos años la costumbre de pujar por la ensarta, estaba reservada casi exclusivamente a los novios, que la regalaban a la novia llegada la hora del matrimonio.

Otras veces, la ensarta servía para el comienzo de una relación. Al regalársela un chico a una chica como símbolo de petición de noviazgo. En caso de colgársela, significaba la aceptación del mismo, y si le era devuelta, una negativa.

El patrón, San Abundio

Las fiestas comenzaron en el municipio con la romería en honor al Patrón, San Abundio.  La imagen se traslada en carreta hasta su ermita, enclavada en un sentadero de ganado llamado la Fuente del Valle, distante a unos cinco kilómetros del pueblo. Tras la misa de campaña se organizan los peroles, que propician momentos de alegría y convivencia entre vecinos y allegados. A la caída de la tarde se emprende el regreso del santo patrón entre canciones populares.

Los actos en torno a San Abundio, tenían su día grande el 11 de julio, cuando se celebra el día del Patrón de Hornachuelos, San Abundio que recorres las calles de la localidad.

La particularidad de este Patrón es su relación con el municipio, ya que Abundio fue un sacerdote nacido en Hornachuelos, donde posteriormente ejerció de párroco.  Traído con engaños a Córdoba confesó su fe ante el Cadí, quien decretó su muerte a orillas del  Guadalquivir el 11 de Julio de 854. En Hornachuelos desde 1748 se celebra la festividad en del mártir.