Finalizan los campus de verano Autismo Córdoba

Cerca de cien niños, adolescentes y adultos con trastorno del espectro autista (TEA), síndrome de Asperger o sin ningún trastorno o discapacidad, entre ellos algunos hermanos de los anteriores, han participado en ellos

Foto | Autismo Córdoba

Durante el mes de julio se han llevado a cabo distintos campus y campamentos de la capital cordobesa y de la provincia, gracias a la organización de Autismo Cordoba.

Cerca de cien niños, adolescentes y adultos con trastorno del espectro autista (TEA), síndrome de Asperger o sin ningún trastorno o discapacidad, entre ellos algunos hermanos de los anteriores, han participado en ellos.

Estos campus se han adaptado a todo tipo de edades y necesidades de los beneficiarios. A la vez, han supuesto una ayuda para sus familias, que al inscribir allí a sus hijos han podido mejorar la conciliación de trabajo y descanso en el periodo estival.

La coordinadora de estos campus de Autismo Córdoba, Miriam Muñoz, señala que en las distintas actividades programadas en estas escuelas de verano se ha aprovechado a su vez para combinar el descanso con la realización de objetivos que ayudan a reforzar el trabajo desarrollado durante todo el año por el equipo de profesionales y voluntarios de la asociación Autismo Córdoba.

En estos campus se han desarrollado actividades deportivas, juegos de agua, cine, piscina, visitas al peluquero del club Figueroa (en el caso de la de los niños de la capital). Talleres de alimentación saludable, manualidades, entre otras tareas lúdicas. También los más pequeños recibieron la visita de representantes de la clínica dental Rodríguez-Poyo.

Agradecimientos a los colaboradores

El presidente de Autismo Córdoba, Miguel Ángel López, se mostró agradecido con la Delegación de Educación. Más concretamente con el claustro del CEIP Mediterráneo, que un año más en el caso de la capital cordobesa, ha cedido el colegio público Mediterráneo para poder llevar a cabo allí el campus de verano de los niños. También ha sido muy importante la colaboración del club Figueroa, ya que los chavales han podido hacer uso durante julio de su sala de cine y de su piscina.

Además, distintas personas, firmas y entidades han colaborado económicamente con Autismo Córdoba para que el coste de estas escuelas de verano sea más asequible. Entre los que se encuentran la barbería Alberto Barbero, La gota Negra, Club deportivo Kurtuba Sur, Escuela de fútbol Gaspar Gálvez, Alternativa Sindical de Policía y la Asociación Mujeres de Hoy. Gracias a las diversas actividades que han desarrollado a lo largo del año, han recaudado una importante cantidad económica.

Por su parte, Miriam Muñoz resaltó la labor de los profesionales de Autismo Córdoba para tratar de hacer lo más agradable posible su estancia a estos campus a los chicos y adultos beneficiarios. También ha destacado el esfuerzo de los voluntarios de la asociación y del grupo de voluntarios de Vida Cristiana del colegio Maristas Mediterránea.