Cs exige más formación, mejores medios y “una retribución justa” para los funcionarios de prisiones

El diputado nacional de Ciudadanos por Córdoba Marcial Gómez Balsera ha manifestado que los funcionarios de prisiones necesitan más formación. También mejores medios materiales, y “una retribución justa” y “acorde a sus funciones”

 

Así se ha expresado el liberal en una pregunta al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, en la que también ha lamentado que se hayan producido “dos agresiones violentas en tan corto espacio de tiempo” en la prisión de Córdoba.

La situación de los funcionarios de prisiones es “intolerable

Para Gómez Balsera, “es intolerable” que los funcionarios de prisiones “sólo dispongan de un bolígrafo como defensa y que su única protección es poder dar un parte”, motivos por los que considera que el trabajo de estos empleados públicos “debe ser revestido de la condición de autoridad pública, con la consiguiente protección que lleva aparejada”.

Así, ha pedido al futuro Gobierno que “inicie las reformas legales oportunas para alcanzar esa consideración, ya sea con la Ley General penitenciaria o con el protocolo de agresiones”.

“Mientras Sánchez y el expresidente Zapatero están más pendientes de indultar a quienes se saltan las leyes, a nosotros nos preocupa la seguridad de nuestros funcionarios que ayudan a su cumplimiento” ha recalcado Gómez Balsera.

La pregunta registrada por el diputado del partido liberal en Córdoba va en la línea de una iniciativa parlamentaria del grupo de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía, en la que se pide que los funcionarios de prisiones, en el ejercicio de sus funciones, tengan la consideración de autoridad pública, algo que ha contado con respaldo de todos los grupos, salvo de Adelante Andalucía, que ha votado “en contra”, subraya Cs.

Mejoras laborales

La Cámara andaluza también ha reclamado que se mejoren las condiciones de salud y seguridad, que reduzcan las acciones violentas hacia el personal penitenciario y que garantice su indemnidad física ante las agresiones y, asimismo, promover los procesos selectivos oportunos que doten a los centros penitenciarios del personal necesario y suficiente.

El diputado nacional de Ciudadanos por Córdoba Marcial Gómez Balsera ha manifestado que los funcionarios de prisiones necesitan más formación, mejores medios materiales, y “una retribución justa” y “acorde a sus funciones”.

Así se ha expresado el liberal en una pregunta al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez, en la que también ha lamentado que se hayan producido “dos agresiones violentas en tan corto espacio de tiempo” en la prisión de Córdoba, según recoge una nota de prensa de Cs.
Para Gómez Balsera, “es intolerable” que los funcionarios de prisiones “sólo dispongan de un bolígrafo como defensa y que su única protección es poder dar un parte”, motivos por los que considera que el trabajo de estos empleados públicos “debe ser revestido de la condición de autoridad pública, con la consiguiente protección que lleva aparejada”.

Así, ha pedido al futuro Gobierno que “inicie las reformas legales oportunas para alcanzar esa consideración, ya sea con la Ley General penitenciaria o con el protocolo de agresiones”.

Indulto a quienes se saltan las leyes

“Mientras Sánchez y el expresidente Zapatero están más pendientes de indultar a quienes se saltan las leyes, a nosotros nos preocupa la seguridad de nuestros funcionarios que ayudan a su cumplimiento” ha recalcado Gómez Balsera.

La pregunta registrada por el diputado del partido liberal en Córdoba va en la línea de una iniciativa parlamentaria del grupo de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía, en la que se pide que los funcionarios de prisiones, en el ejercicio de sus funciones, tengan la consideración de autoridad pública, algo que ha contado con respaldo de todos los grupos, salvo de Adelante Andalucía, que ha votado “en contra”, subraya Cs.

La Cámara andaluza también ha reclamado que se mejoren las condiciones de salud y seguridad, que reduzcan las acciones violentas hacia el personal penitenciario y que garantice su indemnidad física ante las agresiones y, asimismo, promover los procesos selectivos oportunos que doten a los centros penitenciarios del personal necesario y suficiente.