Ganemos critica que el gobierno local "ponga fin" al programa de prevención de consumo de drogas y alcohol

La concejal de Ganemos Córdoba en el Ayuntamiento de la capital Vicky López ha lamentado este miércoles que el delegado de Servicios Sociales, Juan Hidalgo (IU), “haya puesto fin” al programa juvenil de prevención de consumo de drogas y alcohol ‘Habilidades para la vida‘, que “se desarrolla con éxito desde hace 20 años”.

En una nota de prensa, la viceportavoz de Ganemos ha destacado que supone “una de las actividades municipales dirigidas a la infancia y adolescentes que mejor funciona, que cuenta con mayor número de participantes y con mejores datos de integración social”.
“Lo que funciona debe tener continuidad”, ha subrayado López, quien ha asegurado que “poniendo fin a este programa por mucho que los usuarios se deriven a otros programa, como ha anunciado el gobierno municipal, se rompen grupos y referentes humanos que se tardan años en construir”.

“Nos preocupa que va a pasar con estos jóvenes ahora”

Así, la viceportavoz de Ganemos ha recordado que “muchos niños y niñas, que hoy son jóvenes monitores, empezaron siendo usuarios y gracias a este programa hoy son líderes sociales de sus barrios, pueden cursar estudios y son referentes en hábitos saludables y cívicos”. “Nos preocupa que va a pasar con estos jóvenes ahora”, ha cuestionado.
De la misma manera, López ha señalado que “otros programas referentes en integración social como ‘Espacios positivos de igualdad’ o ‘Intervención deportiva integral’ actualmente no están siendo prestados”. Por tanto, “es una pena que perdamos programas que funcionan y que son necesarios para hacer de Córdoba una ciudad más justa e inclusiva”, ha remarcado la edil de Ganemos.
Por todo ello, Ganemos ha instado al gobierno municipal a que “dé continuidad” al programa ‘Habilidades para la vida’ y que “las personas que disfrutan de él no se vean afectadas, en la línea con lo que defienden las familias usuarias”.
‘Habilidades para la vida’ es un programa escolar que se desarrolla en zonas de la ciudad con alto riesgo de consumo de drogas, con jóvenes de entre diez y 14 años, durante todos los fines de semana, a través de talleres sobre ocio saludable y actividades culturales y de tiempo libre.