Ganemos presenta un estudio para la puesta en marcha de una empresa pública de energía

Rafael Blázquez afirma que “ayudaría a desarrollar una política energética activa, impulsando el uso de energías renovables y abordar la pobreza energética”

Ganemos Córdoba ha presentado este jueves un estudio que avala la puesta en marcha de una empresa pública de energía, algo que la agrupación de electores ha exigido, pero no se inició el proceso para su creación “hasta el año pasado, en la recta final del mandato”, de manera que ha apelado “al consenso” que consiguió entre todos los grupos municipales para que “este proceso no pare en el nuevo mandato”.

En una rueda de prensa, el portavoz de la formación, Rafael Blázquez, ha defendido que estarán “dispuestos a colaborar en lo que se pida”, dado que “a lo largo de estos cuatro años hemos acumulado experiencia al acompañar a varios ayuntamientos del cambio en este camino de abordar la política energética desde lo municipal”, como en Barcelona o Pamplona, entre otras ciudades.

En concreto, el informe lo ha realizado la cooperativa ‘Ekona’, una empresa que ha colaborado en el proceso de creación de la empresa pública de energía de Pamplona y en la planificación estratégica de la transición energética del Área Metropolitana de Barcelona.

El informe aborda un diagnóstico del escenario energético de Córdoba, una definición de objetivos estratégicos, el análisis de la normativa del sector y las ventajas e inconvenientes de embarcarse en este proceso.

Según Ganemos, la creación de una comercializadora municipal de electricidad “ayudaría a desarrollar una política energética activa, incluyendo el impulso de las energías renovables y abordar mejor la pobreza energética”; que “la energía pueda ser tratada como un servicio público de facto”.

Igualmente, consideran que “mejora la gestión y la coordinación entre los diferentes elementos que tienen que ver con el consumo energético del municipio” e “introduce herramientas de participación de la ciudadanía que potencien la democracia económica en el ámbito energético”.

En definitiva, han subrayado que “la creación de esta empresa municipal –o la modificación de estatutos de alguna de las que existen para que aborde esta tarea– es cosa viable, pero su conveniencia no puede centrarse en el ahorro económico, porque la potencialidad de tener política municipal de energía propia va mucho más allá de éste”.

Por todo ello, han apuntado que compartirán este informe con los miembros de la comisión sobre el operador energético y animan a la nueva Corporación a que “continúe con este proceso”, para lo cual se han mostrado “en disposición de colaborar en lo que se nos pida”.

No en vano, han remarcado que “contar con una empresa pública de energía es una herramienta estratégica para no sólo ahorrar dinero, sino para afrontar una inaplazable transición energética, que haga de Córdoba una ciudad más justa, más coherente con afrontar el cambio climático y más soberana ante oligopolios y menos vulnerable ante mayores crisis económicas y energéticas”, han remarcado.