La Gerencia Municipal de Urbanismo publica los nuevos modelos de declaración responsable

La Gerencia Municipal de Urbanismo se convierte en el primer organismo que aplica el Decreto Ley 2/20 de la Junta para simplificar y reducir trámites en materia urbanística

Gerencia Municipal Urbanismo Córdoba declaración responsable

La Gerencia Municipal de Urbanismo ha dictado resolución por la que se aprueban, entre otros, que se irán incorporando sucesivamente, los Modelos Normalizados de Declaración Responsable. Son los relativos a ejecución de obras y cambios de uso en edificaciones. Así como para ocupación/utilización de edificaciones en los términos previstos en el recién incorporado art. 169 bis.1 de la LOUA, que van a ser publicados en la web de la GMU para el general conocimiento y la máxima difusión posible.

De este modo, Córdoba, a través de su entidad local competente, es la primera ciudad de Andalucía que viabiliza la efectiva aplicación práctica de las medidas que, en materia de Urbanismo, la Junta de Andalucía decretó el pasado 9 de marzo. Su importancia es máxima ya que es relativa al fomento de la actividad empresarial local ligada al sector productivo de la industria inmobiliaria. De este modo, la Gerencia Municipal de Urbanismo da un paso hacia delante en favor de los proyectos sometidos a una declaración responsable para su desarrollo.

Para el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Salvador Fuentes, esta nueva modalidad de control, consistente en la intervención administrativa a posteriori, “afectará a una importante proporción de las obras: tanto a las obras menores como a aquellas de reforma más complejas”. Siempre, eso sí “que no alteren parámetros de ocupación, altura ni edificabilidad”.

¿A quién más afecta la declaración responsable?

Las medidas también afectan a otras intervenciones referidas a cambio de uso y ocupación y utilización de edificaciones. Reservándose en todo caso las licencias a las obras de nueva planta. Y a aquellas de reforma que sí supongan alteración de los referidos parámetros.

“Se trata, en definitiva de eliminar, en los actos de edificación, cargas innecesarias para el desarrollo de las actividades económicas”, dice Fuentes. Para así contribuir a una mayor competitividad y productividad que favorezca la creación de empleo en los sectores implicados. Y “una mejora de la eficiencia en la administración pública que interviene en estos procesos”, ha señalado Fuentes.

Además, añade que “con la misma agilidad se irán implementando estos modelos de declaración responsable”. Concretamente, “para actividades sometidas a procedimientos de prevención ambiental”. De forma que se reduzca de forma sustancial los formularios previstos para las distintas intervenciones”.