Así será la vuelta a los gimnasios en Córdoba

Refuerzo en tareas de limpieza y desinfección, reducción del aforo, y dispensadores de gel hidroalcohólico, algunas novedades que los usuarios de gimnasios como Synergym en Córdoba encontrarán a partir del lunes 8 de junio con la provincia en la fase 3 de la desescalada

Refuerzo en tareas de limpieza y desinfección, reducción del aforo, y dispensadores de gel hidroalcohólico, algunas novedades que los usuarios de gimnasios como Synergym en Córdoba encontrarán a partir del lunes 8 de junio con la provincia en la fase 3 de la desescalada

El confinamiento ha convertido a muchos amantes del deporte en maestros del ingenio para mantener la forma física. El cierre de los centros deportivos durante toda la primavera ha supuesto un golpe duro para el sector. Pero gimnasios como el de la cadena Synergym en Córdoba capital ya han diseñado su plan para que a partir del lunes 8 de junio, coincidiendo con la entrada en la fase 3 de la desescalada, puedan reabrir sus puertas al público con todos los protocolos higiénico-sanitarios bajo control.

Entre ellos, el refuerzo en las tareas de limpieza y desinfección. El manager de Synergym Córdoba, Javier Moreno, cuenta a Ahora Córdoba que durante las horas de atención al público se incrementarán las horas de acondicionamiento para tener las salas libres de COVID-19. Y además, “utilizaremos otros productos desinfectantes”. Aunque será muy importante “la concienciación” al socio para que éste utilice toallitas, geles o líquido desinfectante cada vez que haga falta.

¿Cómo serán las clases dirigidas en los gimnasios?

Las clases dirigidas acogerán un aforo reducido y durarán menos tiempo. Se busca que haya espacio entre sesiones para limpiar las salas. Mientras que en los espacios comunes la idea es que la mascarilla sea obligatoria. Eso sí, siempre que no se pueda mantener la distancia social entre usuarios.

También está previsto que haya menos máquinas de “cardio” a disposición de los socios para garantizar los dos metros de distancia, así como los dispensadores de gel hidroalcohólico. Estarán distribuidos por diferentes puntos de las instalaciones. Además, ante la nueva realidad a la que habremos de adaptarnos, instaurarán la figura del anfitrión para asesorar al cliente. Y sobre todo, garantizar su tranquilidad. Porque “hay que adaptarse a la nueva realidad pero no vivir con miedo”, indica Javier Moreno para animar a las personas que han tenido que dejar de ir obligatoriamente al gimnasio en Córdoba por el confinamiento. Y es que hacer deporte, además de sano, debe hacerse de forma segura.