La hermandad del Vía Crucis avanza en su Obra Social con su iniciativa “Como en Casa”

La hermandad del Vía Crucis ofrecerá a través de este proyecto alojamiento gratuito a pacientes y familiares con escasos recursos económicos

La hermandad del Vía Crucis ofrecerá a través de este proyecto alojamiento gratuito a pacientes y familiares con escasos recursos económicos

La Hermandad del Via Crucis del Santo Cristo de la Salud de Córdoba ha dado un paso más en su labor asistencial con una peculiar iniciativa. Bajo el lema de “Como en casa” esta cofradía del Lunes Santo facilitará “alojamiento gratuito a pacientes y familiares con escasos recursos”.

Especialmente está destinado a aquellos casos en los que los afectados tienen que desplazarse fuera de su domicilio habitual para recibir un tratamiento prolongado. Tratamiento que, en este caso, reciben en los hospitales de nuestra ciudad.

Esta cofradía, con sede canónica en la parroquia de San Juan y Todos los Santos (Trinidad), facilita así a los pacientes y familiares “un ambiente de tranquilidad tanto física como emocional”. Así lo explica su hermano mayor, Francisco Almoguera, quien añade que “es una ayuda para que los pacientes estén más animados y se sientan como en casa”.

Características

Con este nuevo compromiso, la hermandad del Lunes Santo quiere evitar que a estas situaciones complicadas humanamente haya de añadirse el impacto económico, social y emocional para dichas familias. Este servicio de prestará en un piso en Córdoba en régimen de cesión de uso.

Otro de los aspectos que se ha tenido en cuenta es su proximidad a los centros hospitalarios de referencia, HURS, principalmente, contar con al menos dos habitaciones dobles, dos baños. Y, por supuesto, con ascensor en caso de edificios de más de una planta y sin barreras arquitectónicas.

Se pretende, en suma, mejorar la calidad de vida del paciente y sus familiares, minimizar la carga económica, prevenir y eliminar las posibles reacciones emocionales negativas derivadas de la hospitalización.

A ello hay que sumar el deseo de ofrecer a las familias espacios que permitan la intimidad y el desarrollo de un clima de bienestar. Y facilitar la adaptación y crear una sensación de brevedad en el tratamiento y desplazamiento necesarios.

De izda. a dcha., José J.Jiménez Güeto; María Jesús Botella, Francisco Almoguera (hermano mayor Hermandad Vía Crucis) y Valle García./LOURDES CORSO