Hornachuelos se convierte en un escenario de cuento

La nueva iniciativa turística de Hornachuelos convierte al pueblo en un cuento mágico con la naturaleza como protagonista y en el que todos los visitantes pueden participar

 

La belleza de Hornachuelos y la historia de su casco histórico, ha dado pie al ayuntamiento de la localidad para poner en marcha una curiosa iniciativa. Llenar de magia los rincones y recovecos de su entramado de calles, dando un brillo especial y único. Con esta iniciativa, Hornachuelos se ha convertido en el escenario de un cuento en el que todos los visitantes, pueden ser sus protagonistas.

El paisaje, la flora, la fauna de su Parque Natural, hacen de Hornachuelos un lugar privilegiado para vivir, para visitar y para conocer. Un lugar que invita al sosiego y despierta la creatividad. Muestra de ello es la iniciativa que ha puesto en marcha el consistorio, con la que no está dejando a nadie indiferente.

Las manos de Ana Heras, una artista local, son las encargadas de dar vida a los nuevos habitantes de Hornachuelos.

La iniciativa  pretende poner en valor diferentes rincones del municipio y sus poblados, dotándolo de un atractivo añadido.

Bembézar disfruta ya de un bosque mágico

Por ello, y como ejemplo, el poblado de Bembézar disfruta ya de un pequeño bosque encantado. Se ha puesto en valor una pequeña zona de arbolado, ya seco, para hacer un museo al aire libre y en plena naturaleza. Se consigue un triple objetivo, poner en valor esa zona de naturaleza ya en decadencia dándole una nueva vida, promover el arte y el respeto por el medio ambiente. Este nuevo atractivo turístico en el municipio, ha creado un museo al aire libre, cambiando la naturaleza muerta por belleza, creatividad e imaginación.

El bosque encantado cuenta con la decoración de troncos secos, con elementos de películas relacionados con los bosques y con la naturaleza.

Se está creando un espacio en el que además de dar vida a los troncos, convierte a esta zona en un espacio con arte, a través de obras pictóricas en diversos soportes como las piedras, las madera o las telas.

El caso urbano también se llena de magia

La artista encargada de las obras pictóricas ha buscado entre los animales más representativos del Parque Natural de Hornachuelos inspiración para iluminar algunos rincones del pueblo. Con este proyecto se presentan a los animales con una visión diferente. Y, al igual que en la naturaleza, los animales son huidizos. Por eso, las pinturas no se nos muestran abiertamente, aparecen en distintos lugares, donde menos se espera, hay que ir en su búsqueda, convirtiéndose en todo un juego en el que nadie quedará indiferente. Son pequeñas pinturas, que semejan bordados en la esquina de un pañuelo con el que el Ayuntamiento saluda a los vecinos y visitantes de Hornachuelos.

Sin lugar a duda, un nuevo atractivo turístico para el municipio, del que se está corriendo la voz y ya se ven corretear a los niños en busca de los rincones mágicos en los que los nuevos habitantes de Hornachuelos cobran vida. Fotografías para el recuerdo y recuerdos mágicos que se guardan para siempre de la visita a un pueblo mágico y cargado de aventura como es Hornachuelos.