Sin miedo ni vergüenzas

Dicen los competidores que cada partido se debe jugar como si fuera el último, como si no hubiera un después. Por lo tanto, se puede decir que el compromiso que dirimirán mañana (17:00) el Arteal y el Hotel Museo Patria Chica tiene la misma importancia que aquellos con los que comenzaron la competición.

Sin embargo, no es menos cierto que éste, correspondiente a la decimonovena fecha de la Liga Iberdrola, tiene una nota dramática para ambos conjuntos, ya que están ubicados en el embudo de la zona media-baja de la clasificación y todavía queda en subasta una plaza de descenso. De hecho, el vencedor de la contienda podría dar un paso agigantado hacia el objetivo de seguir la próxima temporada en la máxima categoría.
Por lo pronto, ambos contendientes tienen argumentos para la confianza. El Arteal, por ejemplo, ganó en el Centro de Tecnificación y lleva esa ventaja moral del agónico 3-4 con el que resolvió. Por su parte, el Hotel Museo Patria Chica se ha sacudido miedos tras su gran actuación en la Copa de la Reina.
En el conjunto gallego, no se esperan sorpresas en una alineación en la que suelen apostar por Iamandi, Garnova y Bonilla, mientras que el Hotel Museo Patria Chica repetirá con la tripleta formada por Marija Galonja, Yolanda Enríquez y Melinda Ciurcui. Por lo pronto, ya saben que el Santa Eularia, rival directo, no pudo con el UCAM Cartagena en el partido adelantado a esta jornada jornada.
Fin de curso para el filial
Por su parte, el Hotel Museo Patria Chica B se desplaza este domingo a la pista del Cajasol para acabar la temporada. Inicialmente, un triunfo aseguraría acabar en el cuadro de honor del grupo 2 de la División de Honor femenina, mientras que las sevillanas necesitan de la victoria para optar aún a la fase de ascenso.