Infaciencia pone en valor los logros de las grandes científicas de la historia

El Patio Blanco del Palacio de la Merced, sede de la Diputación, ha acogido esta mañana la inauguración de la feria de Infaciencia. Una exposición en la que niños y niñas de educación infantil han podido conocer el trabajo de muchas mujeres científicas que, pese a no contar con el altavoz de sus compañeros varones, también han llevado a cabo aportaciones de gran valor para el desarrollo científico a lo largo de la historia.

Infaciencia es un proyecto que, según la vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria de la Universidad de Córdoba, Rosario Mérida, “rescata del olvido a grandes científicas que los niños y las niñas de educación infantil deben conocer para tener referencias sobre ciencia alternativas y de mujeres“, fomentando esta forma la implicación de las mujeres en el ámbito científico.
Y es que, según múltiples artículos, “se ha descubierto que los niños y las niñas de educación infantil de 4 y 5 años tienen una percepción sesgada de lo que es ciencia, identificándola solamente con varones, con una determinada edad, y sobre todo, en el ámbito de los laboratorios, y la ciencia es mucho más”.

En este sentido, y según Rosario Mérida, “para incluir todas las aportaciones y talento de las mujeres queremos que, desde pequeños, conozcan cuales han sido sus aportaciones al conocimiento“.
Infaciencia, un proyecto que se desarrolla durante todo el año y que cuenta con la colaboración, según ha explicado la también catedrática de la UCO, “de escuelas infantiles, un centro de educación especial, el Centro de Profesorado de Formación Permanente, y la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Córdoba”.
Una feria “de intercambio” en la que “se han desarrollado talleres de cada una de las científicas para que los niños y las niñas roten, y vean quién ha sido Rosalind Franklin o quienes han sido las distintas científicas que estamos estudiando”.