Crecen los casos de insomnio por el coronavirus

Nuestra forma de vida ha cambiado por culpa del coronavirus. Niños sin clase en los centros educativos que pasan más horas de lo habitual en casa, la cultura del teletrabajo, los ERTES, la falta de ahorros, o el miedo a la pandemia han provocado un aumento brutal de casos de insomnio

Nuestra forma de vida ha cambiado por culpa del coronavirus.

El miedo se ha acentuado. La pandemia del COVID-19 ha alterado nuestro día a día. Nuestra rutina. Y ese momento en el que después de un largo día, llega la hora de dormir. Puede ocurrir por varios motivos, pero por culpa del coronavirus, han subido considerablemente los casos de insomnio. Un trastorno que tiene consecuencias muy negativas en la estabilidad emocional de las personas.

El especialista de Alegra Centro de Psicología, Daniel Díaz, apunta a emociones como la “irritabilidad, apatía, agotamiento o frustración” que se ven afectadas en el estado de ánimo de las personas. En este sentido, señala que “sino dormimos es muy difícil que podamos actuar con la misma estabilidad y con la misma normalidad que lo haríamos si tenemos un buen descanso”.

Por no hablar de un descenso en la productividad laboral, en el desarrollo de las tareas de casa o en el cuidado de los hijos. Cualquier persona está expuesta a desvelarse por la noche y no poder conciliar el sueño de nuevo o bien a no dormir entre ocho y diez horas.

Dependerá de cada caso particular, aunque desde Alegra Centro de Psicología aconsejan en aquellos más extremos de insomnio relacionados con el coronavirus que acudan a un profesional para tratarse. Aunque aplicar una serie de consejos muy sencillos puede encaminarnos hacia la calidad del sueño. Las técnicas de relajación, practicar yoga, pilates, o evitar comidas copiosas por la noche pueden ayudar. Además de detalles como “intentar no cenar de forma copiosa y con tres horas de distancia sobre el momento que vamos a ir a dormir”. Y es que no dormir implica un aumento gradual de la ansiedad, la depresión o de que se originen nuevas preocupaciones.