Interlocutores de la Administración de Justicia abordan su reinicio, que esperan pleno para julio

Acusado abuso sobrina
El juicio será en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba

Los primeros juicios se prevén celebrar en la sala del jurado aplicando todas las medidas de seguridad, higiene y distancia social, incluso con la instalación de mamparas

Sede de la Ciudad de la Justicia de Córdoba.

Los interlocutores de la Administración de Justicia en la provincia de Córdoba se han reunido este martes en la Ciudad de la Justicia de la capital para abordar el reinicio de la actividad de cara al mes de junio. Esperan que esté a pleno rendimiento en el mes de julio.

En concreto, el presidente de la Audiencia Provincial, Francisco de Paula Sánchez Zamorano, se ha reunido con el fiscal jefe, Juan Calvo Rubio; el juez decano, Miguel Ángel Pareja; la delegada territorial de Justicia de la Junta, Purificación Joyera; y representantes de los colegios profesionales y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, entre otros.

El presidente de la Audiencia ha explicado que “ha sido una reunión informal para abordar impresiones sobre cómo será la reanudación de la actividad judicial”. Todo ello pendiente de “muchos factores”, como el levantamiento de los plazos procesales y que “se tenga un retén de funcionarios considerable, porque hasta ahora se está con el 33 por ciento y poco se puede hacer”, de modo que considera que “es insuficiente”.

En este sentido, ha indicado que la previsión es que la plantilla esté al completo a mediados de junio, “aunque tampoco está claro, porque en esto hay una desinformación tremenda”, ante “el desfase que se pone ahora muy de manifiesto” debido “al reparto competencial” entre el Gobierno, las comunidades autónomas y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que “lo complica todo más, porque hay que aunar muchas más voluntades”.

Igualmente, Sánchez Zamorano ha apuntado que “se han puesto de manifiesto las carencias y la escasez de medios con la que se cuenta, agravada ahora con todo esto”, a la vez que “se han tratado los días hábiles del mes de agosto, que más bien es un gesto, que otra cosa”, porque, a su juicio, “la administración de justicia en Córdoba funcionaba razonablemente bien, aunque en algunas jurisdicciones lógicamente había atascos y muchas veces casi endémico ya, por falta de infraestructura humana”.

Por tanto, ha aseverado que “en dos o tres meses de paralización tampoco es que se vaya a poner el grito en el cielo diciendo que ya se ha ido todo al garete”, dado que “lo que estaba mal se ha agravado un poco más, pero lo único que hace falta es dotación económica para contar con bastantes refuerzos y, en la medida de lo posible y cuando se pueda, que se aumenten los juzgados por jurisdicción”, ha defendido el magistrado.

Mientras, ha recordado que los colegios profesionales están “en contra de la habilitación de los 20 días del mes de agosto”, de hecho él considera que “en 20 días no se pueden arreglar los males históricos y endémicos que tiene la administración de justicia”, al tiempo que “están muy interesados en que se ponga en marcha la maquinaria judicial, porque viven y trabajan de esto”, según ha detallado.

En cuanto a retomar plenamente la actividad, ha dicho que “mientras no se tenga toda la plantilla de funcionarios y personal auxiliar incorporado, no se puede funcionar”, si bien se mantiene la celebración de “juicios urgentes, como causas con presos”, entre otros procedimientos ante la administración de justicia.

En palabras del magistrado, el encuentro de esta jornada, en el que “no se ha tomado ningún acuerdo”, ha supuesto “un cambio de impresiones”, puesto que “está pendiente el protocolo de actuación a seguir que elabora el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA)”.

Los nuevos juicios

Asimismo, el presidente de la Audiencia ha precisado que los primeros juicios se prevén celebrar en la sala del jurado aplicando todas las medidas de seguridad, higiene y distancia social, incluso con la instalación de mamparas, todo ello con el fin de “preservar la salud de todos los intervinientes”.

Y los juicios “con cierta normalidad”, como se celebraban hasta mediados de marzo respecto a los señalamientos, se prevén para “principios de julio, aunque todo dependiendo de cuándo se levante la suspensión de los plazos procesales”, según ha puntualizado, aludiendo eso sí a las distintas medidas higiénico-sanitarias que hay que tomar.

En relación a la viabilidad de los juicios con multivideoconferencias, Sánchez Zamorano ha informado de que se analiza “el perfeccionamiento de los medios técnicos modernos, que hay que adaptarlos en la medida de lo posible”.

No obstante, ha aclarado que “en la Audiencia Provincial, donde se celebran los juicios más graves, por el principio de la inmediación se requiere la presencia física del acusado y de todos los intervinientes”, por lo que “es más complicado” dicho sistema, pero “habrá que echar mano de los medios telemáticos y sistemas de videograbación para los juicios sencillos”, ha admitido, para apostillar que los juzgados de guardia de la provincia y la capital “ya han celebrado actuaciones procesales con videconferencias”.

En este punto, el magistrado ha declarado que “todo el mundo es consciente de la gravedad de la situación y más o menos pone de su parte para que los actos procesales se desarrollen con las limitaciones y en la medida de lo posible de la menor manera”.