Isabel Albás: “Monté una zapatería en Chirinos, ahora quiero seguir trabajando por la ciudad”

Isabel Albás ha dado un paso más en su vida política. Tras casi 4 años como parlamentaria de Ciudadanos en Córdoba, afrontaba un nuevo reto en el nuevo gobierno Andaluz. Hace unos días conocimos que era la candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Córdoba.

Isabel Albás. Candidata a la alcaldía de Córdoba por Ciudadanos. FOTO: ROCÍO PUEBLA

Isabel Albás llegó a Córdoba por amor y se enamoró de una ciudad que para ella “es lo más”, Córdoba.

Entrevista a la candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Córdoba

¿Quién es Isabel Albás?

Nací en Zaragoza, en el 71, hija de unos padres que se separaron, hoy es más habitual, cuando tenía 16 años no era tan habitual. Yo tuve que ponerme a trabajar jovencita y compatibilice con estudios. Trabajé con empresas multinacionales, estuve un año en EE.UU. aprendiendo inglés y ahí conocí a un cordobés, pero nos volvimos cada uno para un lado.

A los 7 años trabajando en una multinacional  vine a Córdoba a trabajar y le pregunte a un compi si lo conocía.  Y conocía a mi marido, nos volvimos a encontrar siete años después en Granada y desde ese momento juntos.

Tras 5 años de noviazgo y a 700 kilómetros de distancia y llegó un momento que le dije que nos teníamos que casar. Tengo tres hijos de 10 11 y 12 años y estoy feliz de estar en Córdoba.

¿Qué es Córdoba para ti?

Lo más. La calidad de vida es espectacular la gente extraordinaria, el clima, la historia, todo, a mí me encanta. El único fallo la falta de oportunidades y yo teniendo tres hijos imagina. Fue una de las razones de meterme en política. Quise dar un paso adelante estaba cansada de quejarme.He trabajado muchísimo por Córdoba y los cordobeses y voy a seguir quejándome

¿Cuándo se acercó a Ciudadanos qué le dijeron en casa?

Era diferente a lo que conocemos hoy era meterte en un proyecto para aportar sobre la sociedad civil. Mi suegro sufió la crisis y a mi marido le pareció bien para evitar que eso le pasara a otros.

Nos reuníamos en bares, Susana Díaz adelantó las elecciones.  Yo comenté con los compañeros que me iba a presentar a candidata por Córdoba, pensábamos que era imposible.  Me recorrí toda la provincia, los mercadillos, los comercios dando a conocer el proyecto de Ciudadanos y Albert Rivera. En 2015 las cosas no están como ahora, fue una experiencia espectacular, ilusionar a la ciudadanía.  Y tuvimos la fortuna de sacar el acta de parlamentaria.

Y ahora ¿Qué le han dicho?

Porque es una oportunidad de oro para Córdoba, yo he demostrado el compromiso de Isabel Albás y Ciudadanos por Córdoba. He sido muy pesada con el anterior gobierno socialista porque yo iba detrás de desbloquear el palacio de congresos de Torrijos. Hasta que no conseguí que se solucionara, el banco  de leche de reina Sofía, la exposición museística del parque joyero. Cosas que a mí no es que se me hayan ocurrido hay que escuchar.

¿Qué le da miedo?

No tengo miedo. Rodeándome de los mejores, que es lo que hago, mejor que yo que sean expertos en diferentes materias, si te rodeas de esas personas con humildad y servicio se tomarán las decisiones adecuadas

Se habla en casa de política…

Si, totalmente, hasta con mis hijos. Mis hijos cuando salía en televisión fue un cambio.  Que tu madre era una autónoma que tenía un comercio de zapatos en chirinos y ahora sale en la tv. Ellos hablan de política, es muy curioso, que los niños en exceso están impregnados de la situación política. Ellos hablan con sus compañeros, yo les digo que cada uno es libre de votar a quien crean conveniente.

¿Qué queria ser de pequeña?

Me gustaba el tema de la política, me gustaba el trato con la gente. Mis amigos de Zaragoza cuando di el paso me decían que me pegaba, que no podía dedicarme a otra cosa. A mí la vida me fue dirigiendo y no ha sido tan pronto como hubiera querido.

¿Cuál ha sido el momento más feliz de su vida?

Tengo muchos, soy una persona muy feliz, cuando me casé cuando tuve a mis hijos, yo soy disfrutona (se emociona).

Y el más triste…

(Resopla) Eso ya es más duro… hasta me emociono… cuando se murió mi madre (se emociona).

No le da miedo nada.. Pero el mundo de la política es dificil Isabel

Una cosa es no tener miedo y otra tener respeto.  El no tener miedo puede parecer inconsciente. Yo lo que tengo es respeto y responsabilidad. Tomamos medidas para mejorar la vida de todos los ciudadanos.

Ha superado una enfermedad que hoy es el día a día. ¿Le ha cambiado la vida?

Me ha hecho confirmar que, a pesar de las carencias, la sanidad pública funciona muy bien.  Fui atendida divinamente, me atendieron con radioterapia intraoperatoria, el aparato que donó Amancio Ortega.

¿En qué usa su tiempo libre? Si es que lo tiene…

Intento el tiempo que tengo usarlo de la mejor manera posible, estando con mis niños y con mis amigos. Me gusta salir  por Córdoba con mis amigos de cervecitas. También las cosas del cole, y por supuesto las labores de casa para cuando venga mi suegra no me critique mucho.

Sus hijos ¿Le han reclamado algo?

Que esté más en casa, eso me pasa a mí y a muchas personas con exigencias laborales. Todo no se puede tener, el tiempo que se tenga libre que sea de la mejor manera posible.

Defínase con tres palabras

Positiva, generosa, dialogante.

Y lo malo…

Tengo carácter, mejor no verme enfadada.