IU alerta de que el contrato de suministro eléctrico tiene presupuesto “inflado”

Izquierda Unida
Amparo Pernichi, Pedro García y Alba Doblas, en rueda de prensa en el Ayuntamiento

La formación de izquierdas ha recordado que “durante el anterior mandato se logró ahorrar alrededor de 2,5 millones de euros al año con el Plan de Eficiencia Energética”

Izquierda Unida
Pedro García, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Córdoba | ARCHIVO

El Grupo de IU en el Ayuntamiento de Córdoba ha alertado este viernes de que el nuevo contrato de suministro eléctrico del Consistorio parte de un presupuesto “inflado que no se corresponde al gasto de consumo actual” y cree que “la decisión de PP y Cs de recurrir al marco de contratación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) supondrá tirar alrededor de 300.000 euros al año”.

En una nota, IU ha cuestionado “la decisión de PP y Cs y del propio alcalde de optar a esta vía, dejando en un cajón el pliego que dejó listo el gobierno anterior con condiciones muy ventajosas para la ciudad, tanto en lo económico, como en el plano medioambiental”.

La formación de izquierdas ha recordado que “durante el anterior mandato se logró ahorrar alrededor de 2,5 millones de euros al año con el Plan de Eficiencia Energética”, por lo que “no nos explicamos que el contrato salga con un valor de nueve millones de euros”, dado que “las facturas del Ayuntamiento revelan un gasto muy inferior”, según IU.

Con esas nuevas condiciones, agrega el grupo, “el nuevo contrato de suministro debería rondar los 7,5 millones de euros, y por si fuera poco, el gobierno municipal no ha publicado el contrato en la Plataforma de Contratación del Sector Público”.

Desde IU han señalado además que “la contratación a través del acuerdo marco de suministro de la FEMP está pensada para facilitar la contratación en municipios más pequeños, y no para contratos tan cuantiosos como el del Ayuntamiento de Córdoba”.

Según la formación, “recurrir a la FEMP supone blindar el contrato para el oligopolio eléctrico, cerrando la puerta a las empresas de renovables o a cooperativas que puedan optar a alguno de los lotes, además de renunciar a algunas de las condiciones que proponía el pliego del anterior gobierno, como el suministro de coches eléctricos o una red de recarga para estos vehículos como elementos fundamentales de mejora de la oferta”.

En cualquier caso, desde IU han exigido que “el gobierno municipal mantenga la apuesta por la energía renovable”, al tiempo que han insistido en que “recurrir a la contratación mediante la FEMP supone elevar el gasto que realiza el Consistorio en suministro eléctrico en un momento en el que las prioridades de la inversión pública deben ir a la ciudadanía que peor lo está pasando”.

Al respecto, la formación de izquierdas explica que “de los nueve millones del contrato, la FEMP se queda con el 0,3 por ciento, lo que supone alrededor de 300.000 euros al año a fondo perdido, cantidad que coincide con el monto en el que se subieron las ayudas de emergencia para hacer frente al Covid-19”.

“En tiempos en los que se solicita hacer uso del superávit de los ayuntamientos”, IU cree que “un gobierno municipal debe proteger su propio presupuesto y buscar la eficiencia”.

Por ello, han pedido explicaciones al alcalde sobre “su decisión de recurrir al marco de la FEMP en vez de aprovechar el trabajo que dejó hecho el anterior gobierno municipal y que resultaba en una opción objetivamente ventajosa para la ciudad”.

“SIN CONTRATO DESDE FEBRERO”

Para IU, “el alcalde hace gala de una torpeza que contrasta con la imagen de buen gestor que pretende vender”, algo que “da fe también el hecho de que el contrato del suministro eléctrico del Ayuntamiento lleva vencido desde el 30 de enero, sin que hasta la fecha se haya tramitado una continuidad del servicio, dejando el suministro de electricidad de la ciudad en una situación de inseguridad jurídica sin precedentes”.

En opinión de dicho grupo, “esta circunstancia podría además tener serias consecuencias para las arcas públicas, ya que, sin un contrato que blinde el precio del suministro, Endesa puede aplicar libremente la tarifa que estime oportuna”.

Según han expuesto desde IU, “es alarmante que desde el 30 de enero y hasta la fecha toda la facturación del gasto de suministro eléctrico en los colegios de Infantil y Primaria, las dependencias municipales o el alumbrado público de la ciudad se encuente en esta situación, por la inacción del gobierno de PP y Cs”.

Ante todo ello, IU ha lamentado que “en un año Bellido no ha sido capaz de sacar a licitación ninguno de los grandes contratos del Consistorio básicos para la ciudad y que su gran hazaña tras un año de mandato haya sido anunciar la pavimentación del recinto ferial”.