Jesús León, detenido

Los delitos por los que ha sido detenido el presidente del Córdoba CF son: administración desleal, apropiación indebida, corrupción y blanqueamiento de capitales

El presidente del Córdoba CF Jesús León ha sido detenido este jueves 7 de noviembre. La Guardia Civil ha informado que el presidente del Córdoba CF ha cometido son: apropiación indebida, corrupción, administración desleal y blanqueamiento de capitales. El registro en el domicilio del montoreño ha terminado alrededor de las 13:45 horas y el empresario ha abandonado el domicilio por otra puerta diferente del inmueble donde aguardaban los medios de comunicación. El presidente del Córdoba CF iba acompañado de dos agentes pero no esposado. León se ha montado por su propio pie en un coche de la Guardia Civil.

Por otro lado, la Guardia Civil ha hecho varios registros en las oficinas de El Arcángel. La Benemérita ha extraído cinco cajas precintadas con documentación del interior. Los registros se producen en una investigación por la supuesta comisión de delitos de apropiación indebida y administración desleal y en ellos colabora el Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba, según han concretado fuentes judiciales. No se ha producido ninguna detención.

El operativo se pone en marcha 24 horas después de que el juez de Instrucción 5 pidiese más documentación al tomar declaración este miércoles al expropietario del club, Carlos González, en la querella interpuesta por el exsecretario del consejo de administración del club blanquiverde Joaquín Zulategui contra el presidente por apropiación indebida.

Jesús León detenido

Querella sobre la Ciudad Deportiva

Dicha querella versa sobre un 1,6 millones de euros de supuesta autoindemnización por la no finalización de las obras de la ciudad deportiva del canal. En la época de Carlos González como presidente del Córdoba CF y la empresa de León, Grucal, era la encargada de dichas obras.

En la comparecencia, el magistrado solicitó a González que ampliase información sobre el pago de la reforma de su casa en Madrid que construyó Grucal. También le solicitó que testificase para declarar si tenía conocimiento de la firma de la adenda al contrato. Según la cual, siempre según la versión de León, se justificaba el pago del millón de euros. González reiteró que el documento presentado por los abogados de León es “una fotocopia con una firma incompleta”, insistiendo en que “ese documento no existe”.