Jesús León retrasa el pago a Carlos González al mes de agosto

Jesús León no abonó ayer los 4,5 millones de euros correspondientes a la compra del 98,5% de las acciones del club al empresario tinerfeño

León pago a González
Carlos González en una visita al plató de Ondamezquita TV | Foto: RAFA ALCAIDE

El presidente del Córdoba CF, Jesús León, no hizo ayer efectivo el pago pendiente de 4,5 millones de euros correspondiente al último plazo por la compra del 98,7 % de las acciones de la entidad a Carlos González. El máximo mandatario alude ahora al presente mes de agosto para liquidar la cantidad pendiente.

Un retraso notificado por el club a través de Aglomerados Córdoba. La empresa propietaria de la entidad ha remitido una nota para informar que “se encuentra inmersa en el cierre de una operación financiera iniciada en los últimos meses”. La finalidad de la misma es concluir con el proceso de control sobre el Córdoba CF SAD.

Mensaje de tranquilidad y confianza

Asimismo, remiten un mensaje de “tranquilidad y confianza”, ya que se es “consciente de que con el cierre de dicha operación financiera el Córdoba CF regresará por fin a la estabilidad de la que no ha disfrutado en los últimos tiempos.

Además, subrayan que la estabilidad es “el único objetivo de Aglomerados Córdoba como propietaria del paquete mayoritario del Córdoba CF, máxime en una temporada deportiva que se presenta como crucial para el futuro de la entidad”.

El máximo mandatario del club, por tanto, ha incumplido con aquellas palabras que pronunció el pasado 29 de mayo. Aquel día dijo que abonaría la cantidad económica pendiente el 31 de julio. Esta situación la dejó caer el pasado 21 de julio Carlos González en Ahora Córdoba, quien aseguró que León “no me va a pagar dentro de diez días” argumentando que “tengo claro que no tiene capacidad económica pagarme”.

Según ha podido saber este medio, el presidente blanquiverde le pidió ayer a Luis Oliver dinero teniendo la negativa por respuesta. Todo ello con el objeto de liquidar el pago restante para saldar la cuenta pendiente con el dueño de Azaveco.