Asaja Córdoba destaca la importancia de la aplicación de las nuevas tecnologías al olivar

La organización presenta los resultados del Grupo Operativo de Agricultura de Precisión con Drones Aplicado al Olivar, que durante dos años ha trabajado en fincas de Córdoba, Jaén, Málaga, Granada y Almería

jornada de drones Asaja

Acercar la más moderna tecnología a la olivicultura a través del uso de drones. Ese ha sido el objetivo en el que ha trabajado, durante dos años, el Grupo Operativo de Agricultura de Precisión con Drones Aplicado al Olivar, en el que junto a la organización agraria ha participado el centro Atlas, el Ifapa, el laboratorio Olivarum y la Universidad de Jaén.

“Las nuevas tecnologías han venido para quedarse”, han explicado el secretario general de Asaja Córdoba. Rafael Navas ha estado acompañado del gerente y portavoz de ASAJA-Jaén, Luis Carlos Valero en la presentación de los resultados. Las jornadas se repetirán en las provincias de Granada, Málaga y Almería en los próximos días. Ya se han celebrado en Jaén.

“La agricultura de precisión ya existe y eso es un hecho. Pero no existe en el olivar ni en los cítricos, cultivos leñosos de hoja permanente –hoja perenne, que no es caduca-, y por tanto la dificultad de sombreado hay que solventarla. Por ese motivo planteamos este proyecto pensando en el olivar”, ha explicado el secretario general de Asaja Córdoba, Rafael Navas, durante la presentación de los resultados del Grupo Operativo de Agricultura de Precisión con Drones Aplicado al Olivar.

“Las nuevas tecnologías han venido para quedarse”

En este sentido, ha recordado que, en el almendro, en la viña y en los extensivos ya se hace agricultura de precisión y se georreferencia todo. “No es nada nuevo que haya que inventarse, sino adecuarlo para que en el olivar también se pueda hacer. Por lo tanto, el presente y el futuro ya está aquí. Hay que empezar a cultivar con estas nuevas tecnologías, que para eso las tenemos”.

En este sentido, ha apuntado a que hay que darle un trato preferencial a esta nueva herramienta. Supone el punto de partida para rentabilizar las explotaciones. Navas ha recordado que el trabajo para ver la aplicación de los drones a los olivos se ha desarrollado durante dos años. Así como que estas jornadas se repetirán, en los próximos días, en las provincias de Málaga, Granada y Almería.

Punto de partida para rentabilizar las explotaciones

Por su parte, el responsable del Centro de Vuelos Atlas, Anastasio Sánchez, ha apuntado a que el trabajo realizado a través de los drones ha consistido en imágenes a través de sensores para poder llevar a cabo un análisis del estado del olivar: “Es lo que tradicionalmente se ha hecho a través de análisis foliares. Pero que la agricultura de precisión nos puede llevar a obtener en un futuro no muy lejano este tipo de datos de una manera mucho más precisa y más rápida”.

Entre otros datos, se pueden obtener los relativos a la cantidad de agua, de nutrientes, de crecimiento foliar, de masa foliar, de tamaño de copas de los árboles, etcétera. “Esto permite el poder tener una foto muy exacta. Ya no solo de una plantación concreta, sino del estado de cada una de las zonas de su plantación. Para aplicar de manera mucho más selectiva cualquier tipo de tratamientos fitosanitarios. Eso puede revertir también en un ahorro de productos y en una sostenibilidad mayor para el olivar. Con lo que el proyecto no es solo algo tecnológico, sino que puede ir a la calle y esperemos que en el menor tiempo posible”, ha remarcado.