Josefina Molina, Premio Nacional de Cinematografía: “Estábamos destinadas a ser amas de casa”

“Estábamos destinadas a ser amas de casa, todo en la sociedad nos impulsaba a serlo exclusivamente”

La directora de cine y guionista Josefina Molina recogerá este sábado 21 de septiembre el Premio Nacional de Cinematografía 2019. Será en el marco de la 67 edición del Festival de San Sebastián, en reconocimiento a su papel como “pionera” y “referente” de varias generaciones de cineastas.

“Estábamos destinadas a ser amas de casa, todo en la sociedad nos impulsaba a serlo exclusivamente”. Molina recibirá de manos del ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, y con el que el Gobierno trata de subsanar “una deuda histórica con su carrera”.

La directora de cine ha avanzado que en el discurso que pronunciará durante el acto de entrega hará referencia al “impacto que tiene en una mujer de 83 años” este galardón. Además hará una “reivindicación” sobre la igualdad de oportunidades de las mujeres, en sintonía con su trayectoria y su lucha. Cabe destacar que ella fundó en 2006 junto Isabel Coixet e Icíar Bollaín la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA).

“Mi generación fue un escalón para hacer ver que una mujer podía hacer cine y dedicarse a esta profesión”, ha manifestado Molina (Córdoba, 1936). Fue primera mujer que obtuvo el título de directora-realizadora en la Escuela Oficial de Cinematografía. Cuenta entre sus obras con largometrajes como ‘Función de noche’ (1981) y ‘Esquilache’ (1988), o la serie de televisión ‘Teresa de Jesús’ (1984).

Proyectos “en el cajón”

Preguntada por su legado cinematográfico y audiovisual, la realizadora ha destacado que ella, al igual que las cineastas de su generación, especialmente Cecilia Bartolomé y Pilar Miró, intentó hacer las cosas “lo mejor posible dentro de las posibilidades” que, tal y como ha apuntado, no fueron las que habría deseado.

En referencia a los obstáculos que se ha encontrado en su carrera, Molina cita la desigualdad en el presupuesto en comparación con sus compañeros. Esto ha provocado que muchos proyectos se hayan quedado “en el cajón”. También la “visibilidad” de las mujeres, aunque es optimista y cree que las cosas están cambiando. “Este camino que han emprendido las mujeres no tiene vuelta atrás”, ha dicho.

Al conocer esta noticia, la directora y guionista recordó que desde que era “una adolescente” pretendía “hacer cine” y miró a “aquella niña” que intentaba introducirse en el mundo cinematográfico “cuando no parecía posible” para ellas.

Además de la falta de mujeres en el cine español, Molina también se pregunta acerca de por qué aún hay diferencias salariales y por qué existe aún un “techo de cristal”. “A la sociedad le cuesta trabajo hacer efectivo lo que ya dicta una ley”, afirma la cineasta. También alerta del “desperdicio de talento” que puede suponer la ausencia de mujeres.

‘Me too’

En cuanto al movimiento ‘Me too’, Josefina Molina ha señalado que es “justo” que se hable de ello porque durante un tiempo era “un boomerang” que se volvía contra la mujer. “Los acosadores han gozado durante mucho tiempo de trato de favor”, ha lamentado la cineasta, quien nunca ha presenciado estos hechos en su profesión.