Tensión en el segundo día del juicio a La Manada en Córdoba

Al menos un centenar de personas se han concentrado frente a la Ciudad de la Justicia para apoyar a la víctima en el segundo día del juicio a La Manada en Córdoba

 

Continúa el juicio a La Manada en Córdoba. Tras una primera vista en al que los acusados, cuatro de los cinco miembros de La Manada, se negaron a declarar, este martes ha sido el turno de la víctima. La joven, de 21 años y natural de Pozoblanco, ha declarado en torno a las 11.00 horas de esta mañana. Fuera, alrededor de un centenar de personas han permanecido concentradas durante buena parte de la mañana para mostrar su apoyo a la víctima.

Las manifestantes se han concentrado convocadas por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres. Tras unos primeros momentos en los que se han mantenido junto a la explanada, tras las vallas en las que había colocadas pancartas en apoyo a la víctima, no han podido contenerse cuando el letrado defensor se ha parado con los medios. La situación, la más tensa de la vista hasta ahora, ha acabado con estas bloqueando la entrada a la Ciudad de la Justicia.

Para Elena Vega, portavoz de la plataforma, los tres años por abuso sexual y los cuatro por un delito contra la intimidad no son suficientes. Y es que la joven sufrió los abusos estando inconsciente, en los que se cree que los acusados pudieron tener algo que ver al intoxicarla. “Están enseñando a una cultura de la violación en la que sí han drogado, salen totalmente impunes”, ha explicado.

Igualmente, las allí presentes han querido mostrar a la víctima “que no está sola y que detrás hay muchas mujeres que la están apoyando”. En este sentido, las manifestantes han gritado proclamas como “no es abuso, es violación” o “no es un caso aislado, es patriarcado”. Al respecto, Vega ha comentado que “esperamos que la justicia sea justa y que abandone ese sesgo patriarcal”.

Tensión antes del juicio a La Manada en Córdoba

Las manifestantes, a las puertas de los juzgados en la Ciudad de la Justicia de Córdoba | RAFA ALACAIDE

El momento de mayor tensión se ha vivido a la llegada del abogado de la defensa, Agustín Martínez Becerra. Tras declarar este ante los medios, las manifestantes lo han increpado y han llegado incluso a colapsar la entrada a los juzgados.

Alrededor de las 9.30 horas, el abogado defensor de La Manada, Agustín Martínez Becerra, llegaba al juicio de La Manada en Córdoba. En referencia a las manifestantes, que gritaban el lema “yo si te creo”, Martínez Becerra ha defendido que “no hay que creer, hay que demostrar”.

El letrado ha mostrado, además, su malestar con la concentración. Para el defensor de los acusados en el juicio a La Manda en Córdoba, dicha protesta tiene el objeto de “presionar al tribunal para que la resolución sea lo que estiman sin conocer el procedimiento”. Todo ello antes de reiterar que “no se trata de creer o no creer” a la joven ya que “el yo si te creo sirve como eslogan político, pero nunca para una procedimiento judicial”.

Concentración en Pozoblanco

Si esta mañana la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres se concentraba a las puertas del Palacio de la Justicia, ayer lo hizo en Pozoblanco. Convocadas por la Asociación de Mujeres Ventana Abierta” del municipio, unas 250 personas mostraron su apoyo a la joven.

Durante el acto, las asociaciones y vecinos de Pozoblanco han firmado un libro con frases de apoyo a la víctima. Además, se ha leído un manifiesto, y la madre de la joven ha enviado un comunicado lamentando que no se la creyera desde el principio.

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Mujeres “Ventana Abierta”, Tránsito Habas, ha aprovechado para dejar claro que la joven “no está sola”. “Decirle que cuanto nos tocan a una, nos tocan a todas, y que estamos con ella, sabemos de su fortaleza y nuestras manos están para lo que necesite”, ha explicado.