La Junta Local de Seguridad coordina un plan de seguridad sin apenas cambios con respecto a 2018

En el tercer año de carrera oficial en los alrededores de la Mezquita-Catedral. El plan acordado en la Junta Local de Seguridad implantará barreras en el Puente Romano y Ronda de Isasa para evitar aglomeraciones. Se insta a aparcar los turismos en el Arenal.

La Junta Local de Seguridad de Córdoba se ha reunido este lunes para coordinar todo el operativo y los preparativos que forman parte de la Semana Santa. Por tercer año celebrará la carrera oficial en el entorno de la Mezquita-Catedral. Una Carrera oficial que tendrá su entrada por la Puerta del Puente. El plan prestará especial atención a la zona del Puente Romano y Ronda de Isasa para evitar las aglomeraciones de personas. Además, la Junta Local de Seguridad ha ha desarrollado otros puntos para mantener la seguridad.

En declaraciones a los periodistas, el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Emilio Aumente (PSOE), ha valorado que “ya hay una experiencia acumulada de los elementos que hay que modificar”. Este hecho ha llevado a que, este año, haya “algunas pequeñas modificaciones, prácticamente nulas”.

Respecto al año pasado, en el Puente Romano “ya hubo movilidad y de nuevo se van a poner las mismas barreras”. Según aumente, con ello se busca que “de alguna forma no se pongan las personas junto al cruce de Ronda de Isasa para que no se haga tapón y haya una salida perfecta entre el Puente Romano y la Ronda”. El objetivo es, tal y como se ha hablado en la Junta Local de Seguridad que “no haya aglomeración que impida el paso por el Puente Romano que será peatonal”.

Asimismo, el Patio de los Naranjos de la Mezquita-Catedral será “zona abierta, igual que el año pasado”. Así, en palabras del tercer teniente de alcalde, “se puede acceder desde diversos lados de la ciudad”, para lo cual a tal efecto hay un plano de movilidad para los peatones, que se publicará.

En caso de coger el coche, se debe aparcar en el Arenal

Sobre el tráfico, Aumente ha insistido en que se aparque en el Arenal y no en el Campo de la Verdad y el Sector Sur. Aumente ha destacado que, para fomentar el uso del recinto ferial, “se van a poner medidas para proteger a los vecinos que viven en esa zona y siempre tienen problemas de movilidad”. En próximos días se concretarán dichas medidas.

Además, el concejal ha detallado que el Domingo de Ramos a las 18,00 horas se celebra un partido de fútbol del Córdoba, de manera que ha recomendado “no usar el vehículo privado” dicho día.

“Muchos controles” para el consumo de drogas y alcohol

La Policía Local tendrá la plantilla con unos cien agentes diarios en el segundo y tercer turno, la Policía Nacional cuenta con unos 280 agentes repartidos entre toda la semana y 75 por parte de Guardia Civil para el tráfico, “sobre todo las zonas de acceso”, al tiempo que ha avisado que habrá “muchos controles” ante el consumo de drogas y alcohol, precisando que “el consumo hay que pararlo, porque es muy grave que se salga carretera y poner en riesgo la vida de las personas”, ha aconsejado Aumente.

Igualmente, ha recordado que se mantiene activo el nivel 4 de alerta antiterrorista y “se pondrán las medidas que se estimen convenientes, con las mismas barreras antiavalancha que se pusieron el año pasado y algún tipo de protección para evitar que cualquier desaprensivo o cualquier persona que no esté por la labor de facilitar la cita haga algún tipo de daño”.

Entretanto, ha resaltado que la coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con la Policía Nacional y la Guardia Civil, así como la Unidad de Policía adscrita a la Junta, la Agrupación de Hermandades y Cofradías y el Ayuntamiento es “muy buena”, con “la mejor fórmula para funcionar y tener una Semana Santa con seguridad para todos”, ha aseverado.

Mientras, la vicepresidenta de la Agrupación de Hermandades y Cofradías, Olga Caballero, ha declarado que “los años que se llevan ya en el entorno de la Mezquita-Catedral han sido un éxito”, cree que “la seguridad se ha conseguido”, aunque “siempre habrá algún problema que solucionar al año siguiente”, y espera que “haya buen tiempo para que esto sea un éxito y el público y el pueblo de Córdoba puedan disfrutar”.