La actividad de Cajasur tuvo en 2019 un impacto en la economía de Andalucía superior a los 3.600 millones

Cajasur y su Grupo han destinado en 2019 cerca de 210 millones de euros a proveedores, trabajadores y administraciones públicas andaluzas, y 109 millones al pago de impuestos

La actividad corporativa y crediticia de Cajasur el pasado ejercicio generó un impacto superior a los 3.600 millones de euros, equivalente al 2,30% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz, según el estudio realizado por el Centro de Predicción Económica (Ceprede) para el Grupo Kutxabank, al que pertenece la entidad financiera, con sede en Córdoba.

A este respecto y según ha informado Cajasur, el consejero delegado de Cajasur Banco, Joseba Barrena, ha mantenido este martes un encuentro en el Palacio de Viana de Córdoba con los principales responsables de las administraciones públicas, a quienes ha informado de los principales parámetros del citado estudio, que muestra el destacado papel de la entidad financiera en el tejido productivo andaluz, con especial relevancia en Córdoba.

En la reunión de trabajo, a la que han asistido el alcalde de la capital cordobesa, José María Bellido; el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, y el delegado de Gobierno andaluz en dicha provincia, Antonio Repullo, se han repasado los grandes proyectos e iniciativas de Córdoba y provincia, y se ha puesto de manifiesto la importancia de la colaboración público-privada, clave para el desarrollo económico y la vertebración social de Córdoba.

En cuanto al informe en sí, éste revela que Cajasur y su Grupo han destinado en 2019 cerca de 210 millones de euros a proveedores, trabajadores y administraciones públicas andaluzas, y 109 millones al pago de impuestos.

Además, en el presente ejercicio, en el que se han alterado de forma drástica las condiciones de vida de personas, empresas e instituciones de todo el mundo a causa del Covid-19, Cajasur Banco prevé reforzar su importante papel de actor dentro de la economía andaluza, con un peso específico que sitúa a la entidad financiera como uno de los principales generadores de valor económico y social del territorio en el que está implantado el banco, en especial Córdoba, donde alcanza un 38 por ciento de cuota de mercado.

En este contexto de crisis inusual y generalizada, una de sus prioridades está consistiendo en contribuir a crear las condiciones necesarias para restaurar de forma paulatina las condiciones de bienestar y progreso social y económico.

Así, Cajasur está canalizando crédito a pymes, empresas e instituciones, y gestionando las ayudas públicas destinadas a mantener la productividad del tejido económico. Este compromiso se traduce también en el incremento de sus compras e inversiones en su entorno local, que en los primeros cuatro meses de 2020 han crecido un 52,3 por ciento, con un importe total superior a los 7,5 millones de euros a 911 proveedores andaluces.

La proyección del impacto económico para el año 2020 se realiza sobre la base del estudio realizado con los datos de 2019 y las tendencias detectadas por el Grupo financiero durante los primeros meses de 2020. Dicha evolución permite anticipar un incremento significativo de la aportación de valor del Grupo, tanto en términos de generación de PIB, como de recaudación a las administraciones públicas.

Impacto positivo de 289 millones

En cuanto a los datos concretos del estudio de Ceprede, en el mismo se concluye que la actividad corporativa de Cajasur generó un impacto de 289 millones de euros, un 0,18 por ciento en términos de PIB, favoreciendo el mantenimiento de un total de 3.032 empleos.

Sumados estos datos a su actividad crediticia o de financiación, el estudio fija en 3.636 millones de euros, equivalente al 2,3 por ciento del PIB andaluz, y en más de 60.400 puestos de trabajo, el alcance del impacto de la actividad de la entidad financiera en la economía andaluza.

En el caso de Córdoba, donde Cajasur es una de las principales empresas en términos de empleo, esta cifra alcanza los 1.217 millones de euros (161 y 1.056 millones de las actividades corporativa y crediticia, respectivamente), con una incidencia en el PIB cordobés del 8,30 por ciento, y el mantenimiento de 1.716 empleos directos, llegando a contribuir al mantenimiento o creación de un total de más de 20.000 puestos de trabajo.

Por otro lado, el banco se mantiene como una de las principales empresas contribuyentes en Andalucía. La contribución fiscal de Cajasur y su Grupo a la economía andaluza asciende en 2019 a 109 millones de euros, de los que 83 millones corresponden al efecto directo y el resto a inducidos en los pagos de impuesto de su cadena de proveedores.

El tipo impositivo total a nivel nacional de Cajasur y su Grupo asciende al 35 por ciento. Es decir, que de cada 100 euros de beneficio antes de impuestos, 35 se dedican al pago de los mismos, elevándose la ratio de contribución tributaria total respecto a la cifra de negocio al 40,2 por ciento.

Amplia cobertura rural

A pesar del esfuerzo en recursos que supone la atención en el mundo rural, el Grupo Kutxabank es, en la medida de sus capacidades, la entidad con mayor implicación en el desarrollo del tejido social de sus territorios de origen, y es en la mayoría de los casos la única entidad que ofrece servicios financieros en municipios de menos de 5.000 habitantes.

En el caso de Andalucía, Cajasur tiene oficinas o cajeros en 196 de los 773 municipios andaluces (25,4 por ciento), pero el 75,7 por ciento de la población tiene un punto de atención de Cajasur en su municipio. En el caso de Córdoba, Cajasur está presente en 70 de sus 77 municipios, lo que supone que el 99,7 por ciento de la población de Córdoba tenga un punto de atención en su municipio, y está presente en el cien por cien de los municipios de más de 1.000 habitantes (64).

El estudio de impacto económico elaborado por Ceprede pone de relieve la generación de valor que la actividad económica y financiera del Grupo aporta en las distintas zonas geográficas en las que opera. Ha analizado los flujos y transacciones de bienes y servicios que se originan en términos de producción, de generación de rentas, empleos y retornos fiscales en el conjunto del España y, especialmente, en País Vasco y Andalucía, zonas en las que el banco cuenta con una mayor cuota de mercado y en las que operan las fundaciones bancarias

624 millones en España

El estudio sobre el impacto económico concluye que el Grupo Kutxabank, al que pertenece Cajasur, contribuyó en 2019 a la recaudación fiscal de 624 millones de euros en forma de contribuciones impuestos y tasas en el conjunto de España

El informe refleja que todo el Grupo generó en España unos recursos totales de 1.583 millones de euros, lo que equivale al 0,1 por ciento del PIB, contribuyendo al mantenimiento de 14.197 puestos de trabajo.

Un total de 9.819 empresas prestan servicio en España a la entidad financiera y a las fundaciones bancarias accionistas, que realizaron un gasto de 370 millones de euros en pagos a proveedores. El Grupo Kutxabank y las fundaciones accionistas mantienen una plantilla de cerca de 6.400 trabajadores, 1.773 de los cuales pertenecen a Cajasur.

Agregados los datos correspondientes a su actividad crediticia, el análisis cifra en cerca de 21.500 millones de euros, equivalentes al 1,8 por ciento del PIB español, y en más de 330.000 puestos de trabajo, el alcance del impacto de la actividad de todo el Grupo en la economía nacional.