La diócesis de Córdoba cuenta con dos nuevos sacerdotes

Ángel Jesús Maíz Tejero y Diego Fernando Figueroa Cabrera son los nuevos presbíteros de la diócesis de Córdoba

nuevos sacerdotes Córdoba

La diócesis de Córdoba cuenta desde este sábado con dos nuevos sacerdotes: Ángel Jesús Maíz Tejero y Diego Fernando Figueroa Cabrera, quienes han recibido el grado del orden sacerdotal por el Obispo de Córdoba, Mons. Demetrio Fernández, en la Santa Iglesia Catedral.

En la celebración, los nuevos presbíteros han estado acompañados por el rector y formadores de los dos Seminarios, el Seminario Conciliar ‘San Pelagio’ y el Redemptoris Mater ‘San Juan de Ávila’, así como por sus compañeros seminaristas, gran parte del clero cordobés, sus familiares y amigos.

En la homilía, el Obispo ha recordado el significado del orden sacerdotal manifestando que “es Jesucristo quien llama”. “La vocación es un regalo de Dios y le damos gracias a Él por este regalo que hace a la Iglesia y a vosotros mismos”, ha indicado al tiempo que recordaba que este día “es una fiesta de gozo y júbilo” para la Diócesis.

El prelado también ha querido resaltar a los dos nuevos sacerdotes de Córdoba que “la vocación es de Dios y si es de Él y lo ha certificado la Iglesia, no mires para otro lado en ningún momento de tu vida”. Al hilo de esto, ha pedido que “el Señor os mantengan fieles en su santo servicio durante toda la vida. No traiciones nunca ni a Dios ni a la Iglesia”.

Humildad y oración

Asimismo, Mons. Demetrio Fernández ha hecho hincapié en la importancia de la humildad y la oración en la vida de un sacerdote: “No puedes cumplir la respuesta a esta vocación si no es en el amor, la humildad, la perseverancia y el cuidado de la oración. La iglesia os pone muchos medios para que viváis de la eucaristía, celébrala todos los días de tu vida como lo manda Dios y la Iglesia”. Finalmente, ha instado a los nuevos presbíteros a vivir con el corazón consagrado al Señor en el celibato, cuidando este don especial que han recibido.

Posteriormente, los nuevos sacerdotes formularon las promesas de colaborar con el Sr. Obispo, predicar la Palabra, celebrar piadosamente la Eucaristía, orar perseverantemente y unirse cada día más a Cristo.

Primeras misas

En los próximos días celebrarán su primera misa solemne. Ángel Jesús Maíz lo hará en la parroquia de Santo Domingo de Guzmán de Cabra, el sábado 5 de octubre, a las doce de la mañana. Mientras que Diego Fernando Figueroa lo hará en la parroquia de la Sagrada Familia de Córdoba, el domingo 29 de septiembre, a las doce de la mañana.

De esta forma, los nuevos ordenandos, que ya conocieron sus primeros destinos pastorales en el mes de junio, continuarán con su labor pastoral encomendada. Ángel Jesús en las parroquias de «Ntra. Sra. de la Anunciación» y de «San Juan Bautista» de Belmez y de «Ntra. Sra. de los Reyes» del Hoyo del Belmez y a las parroquias de «Santa Bárbara» de Ojuelos Altos, de «Santa Elena» de la Cardenchosa, del «Espíritu Santo» de Posadilla y a Navalcuervo, Los Pánchez y El Alcornocal. Y Diego Fernando en la parroquia de «San Mateo Apóstol» de Lucena.