La Diputación acoge el I Congreso Técnico Nacional del Girasol

El salón de actos de la institución ha reunido a un centenar de expertos para debatir sobre el presente y el futuro de este cultivo

La Diputación de Córdoba ha acogido hoy el I Congreso Técnico Nacional del Girasol, foro que tiene como objetivo promover la importancia de este cultivo y de todo el sector agroalimentario involucrado. Para ello, se han desarrollado diferentes ponencias y mesas técnicas acerca del presente y futuro del girasol en España, de las enfermedades que le afectan y sobre los mercados de este aceite, entre otras.

El vicepresidente cuarto de la institución provincial, Salvador Blanco, ha destacado que “la Diputación, desde el Área de Agricultura y el Centro Agropecuario, está apostando por la producción del sector agroalimentario en nuestra provincia, ya que es el principal motor de desarrollo económico”. “Aunque el olivar tiene un especial protagonismo, es cierto que necesitamos una diversificación en nuestros cultivos, que nos permita incrementar el potencial de nuestro campo”, ha resaltado Blanco.

El diputado ha recalcado la importancia de que “Córdoba se convierta en punto de encuentro y de reflexión con congresos como éste, porque es positivo para el intercambio de ideas, experiencias y conocimientos”.

Por su parte, Leire Molinero, presidenta del Comité Organizador del Congreso, ha señalado que “el cultivo del girasol está muy establecido y tiene un papel clave en la agricultura española, pero tenemos que defenderlo y darle visibilidad, así como seguir avanzando en investigación y comercio”.

Las ponencias, ha explicado Molinero, girarán en torno a temas diversos, como la calidad del aceite de girasol, procesado y comercialización del aceite, y habrá mesas de diferentes patrocinadores que forman parte de este congreso.

Con respecto al presente y futuro de este cultivo, el presidente de la Asociación Española de Productores de Girasol, Juan Fernández, ha subrayado que “muchas de la causas que mueven el mercado del girasol a nivel local están influidas por el mercado internacional”. “Este cultivo en España es el mejor, junto con el cereal, y es evidente que la superficie  está ahora en declive, y por ello tenemos que actuar, acercando el mundo académico al agricultor”, ha resaltado.

Fernández ha apuntado que actualmente “la superficie de este cultivo en España es de algo más de 700.000 hectáreas, y en Andalucía (con 200.000 hectáreas) hemos pasado a un segundo puesto, después de Castilla y León; siendo Córdoba una de las principales provincias productoras”. “Es necesario compatibilizar e informar sobre las características del aceite de oliva y de girasol, para saber que cada uno tiene su propio mercado”.