La familia de Paco Molina, desaparecido en 2015, distribuye imágenes mostrando el aspecto que puede tener ahora

La familia entiende que la imagen de Paco ha debido cambiar de un adolescente a un joven veinteañero. Por este motivo y con autorización de los investigadores, está distribuyendo las nuevas imágenes a la vez que se solicita colaboración ciudadana para localizarlo

Paco Molina

La familia del joven cordobés Paco Molina, que tenía 16 años cuando desapareció en julio de 2015 en Córdoba capital, ha distribuido nuevas fotografías del mismo, pero mostrando el aspecto que puede tener su rostro cuatro años después de que desapareciera, para así facilitar su posible identificación y localización.

La familia del joven desaparecido, según ha informado la Fundación Europea por las Personas Desaparecidas, QSDglobal, entiende que la imagen de Paco ha debido cambiar de un adolescente a un joven veinteañero. Por este motivo y con autorización de los investigadores, está distribuyendo las mencionadas nuevas imágenes, que proyectan a Paco con un nuevo aspecto, a la vez que se solicita colaboración ciudadana para localizarlo.

Cuatro años desde su desaparición

Fue el pasado 2 de julio cuando se cumplieron cuatro años de la desaparición del joven cordobés, que ocurrió en 2015 en la ciudad de Córdoba cuando éste tenía 16 años, dándose la circunstancia de que este cuarto aniversario se produjo solo días después de que el cartel de búsqueda del joven fuese incorporado al sistema de alertas del Centro Nacional de Desaparecidos (Cndes), organismo dependiente del Ministerio del Interior.

En ese momento y en declaraciones a Europa Press, el padre del joven, Isidro Molina, señaló la importancia de que “se recuerde” dicho aniversario, para que no se olvide a su hijo y que sigue desaparecido, razón por la que, como en años anteriores y tras las vacaciones de verano, para así poder contar con “más apoyo”, se convocará una concentración en Córdoba, posiblemente el próximo septiembre, con igual motivo, recordar que Paco continúa desaparecido.

En este sentido, el padre del joven ya valoró que se haya realizado una publicación oficial de la imagen de su hijo a través del Cndes, pues ello permitirá una mayor difusión de la desaparición de Paco, lo que fue posible gracias al consentimiento de los propios investigadores, que fueron quienes determinaron la idoneidad de dar ese paso adelante.

Dicha autorización se produjo después de que los padres de Paco enviaran un requerimiento a los investigadores para que se incluyera el cartel de su hijo. Entre tanto, Isidro Molina confía en que en poco tiempo haya resultados satisfactorios en las nuevas líneas de investigación, “bastante fiables”, en las que trabaja la Policía Nacional y con ello “se llegue al fin pronto”, esperando que su hijo “se encuentre bien”.

[email protected]

De igual forma, el correo electrónico [email protected] se mantiene abierto por la familia para que ciudadanos que se realizaran fotos en torno a los días de la desaparición de Paco en el centro de la capital cordobesa o en la Estación de Autobús de Córdoba, donde se le vio coger un autobús, o en Madrid, hacia donde se dirigía dicho vehículo, las envíen al correo, al tiempo que ven “interesantes” fotos del área de servicio de Pedro Abad (Córdoba), por ser lugar de parada del autobús.

Al hilo de ello, Isidro Molina comentó que les habían llegado varias fotos, pero por el momento ninguna útil para la investigación. También aclaró que las fotos son “totalmente confidenciales y no se van a publicar”, pero que “a lo mejor” pueden dar pistas para la investigación, recordando lo ocurrido a tal efecto en el caso de la menor Madeleine McCann.

Como se recordará, el Juzgado de Instrucción número 7 de Córdoba reabrió la causa hace unos meses al contar con nuevos indicios de la Policía Nacional, que siempre ha mantenido abierto el caso, aunque en lo judicial estaba provisionalmente archivado hace más de un año y medio.