La Federación de Asociaciones Vecinales apoya al vecindario de Las Jaras ante los cortes de agua

“Las Jaras es un barrio totalmente consolidado de la ciudad y como tal debe tener los mismos derechos y deberes que cualquier otra zona de la ciudad”

La Junta Directiva de la Federación de Asociaciones Vecinales Al-Zahara considera “inadmisible” la situación del vecindario de Las Jaras, en la capital cordobesa, sometido “a los cortes de agua en momentos tan delicados como la situación de confinamiento”.

Así, Al-Zahara recuerda que “este problema de acceso a agua potable viene siendo recurrente durante años y en ningún momento las distintas corporaciones municipales han sido capaces de dar solución definitiva a unos vecinos que pagan sus impuestos –incluso el mantenimiento de su urbanización–, al igual que cualquier residente en Córdoba”.

La directiva de la federación vecinal, presidida por Antonio Toledano, se remonta a décadas para recordar que “esta barriada de Córdoba soporta la indefensión tras años de espera para que las distintas administraciones pongan en valor sus derechos a tener un suministro de agua potable similar al del resto de la ciudad”.

Más aún, “aborda el problema de las entidades de conservación, figura urbanística desfasada” y sobre la que Al-Zahara ya ha manifestado que “hay que revisar inmediatamente, se perpetúa en el tiempo y en el caso de las Jaras, el limbo legal por el que una sociedad privada sigue suministrando agua en condiciones muy mejorables, no parece tener fin”.

De hecho, “los problemas del suministro de Las Jaras no sólo se reducen a cortes de agua, cada vez más frecuentes, sino que la calidad del agua no parece la más idónea para el consumo humano, por lo que la intervención inmediata del Ayuntamiento debe ser un hecho”, reivindica la federación vecinal.

“Las Jaras es un barrio totalmente consolidado de la ciudad y como tal debe tener los mismos derechos y deberes que cualquier otra zona de la ciudad, y más cuando se trata de un derecho universal como es el acceso al agua potable”, expone el escrito de la directiva de Al-Zahara.