La Guardia Civil de Puente Genil se trasladará al nuevo cuartel en 2021

El alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, anuncia que propondrán al pleno la permuta del nuevo cuartel de la Guardia Civil por el actual

 

El final del proceso de permuta del nuevo cuartel para la Guardia Civil de Puente Genil está más cerca que nunca. El alcalde de la ciudad, Esteban Morales, ha anunciado que llevarán al próximo Pleno la propuesta para entregar el edificio ubicado en el Polígono Industrial Las Flores a la Giese, que otorgaría al Ayuntamiento de la localidad la actual sede de la Benemérita.

Un proceso que ha durado 16 años. Y en torno al cual el máximo edil socialista ha señalado que en los últimos años el equipo de Gobierno ha venido trabajando en “perfeccionar” la permuta. Para concluir así con “la agenda ciudadana”.

En mayo del año 2008, el Ayuntamiento de Puente Genil se convirtió en el propietario del nuevo edificio del cuartel de la Guardia Civil. Restaban en su momento algunas obras de finalización a acometer por el empresario promotor. Éstas no habían sido ejecutadas, algo que obligó al equipo de Gobierno de IU a buscar una financiación para finalizarlo.

Una historia interminable

A partir de entonces y tras casi dos años de paralización, la empresa Siglo XXI reinició unas obras de reposición. Las del material de fontanería y electricidad sustraído meses antes y antes de la urbanización de la zona exterior. Esteban Morales, como alcalde en 2013, recibió el final de la obra en 2013. Pero en julio, el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, aseguró que el nuevo cuartel no reunía los requisitos. En este caso, como para proceder a la permuta definitiva de los edificios.

Un informe elaborado por el Colegio Oficial de Abogados de Lucena planteaba que una vez subsanadas las deficiencias que presentaba la infraestructura, ésta quedara libre para proceder al cambio de edificios en el Ayuntamiento y la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Seguridad del Estado (Giese).

Sin embargo, la Gerencia exigió dos requisitos más: la dotación de ascensores al edificio de viviendas y la climatización de las oficinas. Por ello, el Ayuntamiento de Puente Genil tuvo que liberar en su presupuesto municipal del año 2014 una cantidad superior a 125.000 euros para incorporar estos servicios. La colocación de un transformador de energía eléctrica en el entorno del edificio fue uno de los últimos detalles en incorporar a un edificio que, por fin después de muchos años en el candelero de la actualidad política y judicial, tendrá el uso que se pretendía.