La joven militar fallecida en el accidente aéreo de Murcia es velada ya en Lucena

Esto se produce después del funeral celebrado este jueves en la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia, por la joven aviadora lucentina y el comandante Daniel Melero Ordóñez

Fallecida Murcia Lucena
La lucentina Rosa Almirón Otero, a la derecha de la imagen

Familiares y amigos de la alférez Rosa María Almirón Otero, de 20 años y natural de Lucena (Córdoba), la velan ya en el tanatorio de dicho municipio, al que su féretro llegó en la madrugada de este viernes.

Esto se produce después del funeral celebrado este jueves en la Academia General del Aire de San Javier, en Murcia, por la joven aviadora lucentina y el comandante Daniel Melero Ordóñez, de 50 años y natural de Cádiz, que fallecieron este miércoles en un accidente durante un vuelo de instrucción.

También han pasado esta mañana ya por el tanatorio, según han informado a Europa Press fuentes municipales, el alcalde lucentino, Juan Pérez (PSOE), y varios miembros del gobierno local, para expresar sus condolencias, apoyo y solidaridad a los familiares de la joven militar, por la que se ofrecerá un responso a las 21,00 horas en la capilla del propio tanatorio, para después ser incinerada.

El comandante Melero y la alférez Rosa María Almirón fallecieron este pasado miércoles al precipitarse a aguas del Mar Menor la avioneta que tripulaban en las proximidades de la academia. Las causas por las que el aparato cayó al mar están siendo investigadas por la Comisión para la Investigación de Accidentes de Aeronaves Militares (CITAAM).

Instructor y alumna estaban realizando las primeras clases de vuelo, que se conocen como ‘de tráfico’, según ha explicado el Ministerio de Defensa. Esto es una operación de instrucción en la que el aparato despega, realiza un vuelo corto y aterriza, “maniobra que se realiza en reiteradas ocasiones”.

El fallo se produjo cuando estaban completando la tercera salida y la avioneta acabó precipitándose al agua. El miércoles por la noche, los equipos de rescate habían recuperado el grueso de los restos del avión, pero aún queda pendiente la recogida de materiales menores.

La alférez Rosa María Almirón Otero ingresó en la Academia General del Aire en agosto de 2017 y era una de las seis mujeres de la LXXIII promoción de la academia. La joven militar había comenzado el tercer curso de enseñanza elemental hace unas semanas y, según afirman sus compañeros, estaba muy ilusionada con empezar a volar.