La Junta adaptará el proyecto de la Ronda Norte para 2021

La idea del gobierno andaluz, que contará con el apoyo de la GMU, es que en dos años comiencen las obras

El portavoz del PP-A en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, y el alcalde de Córdoba, el popular José María Bellido, han anunciado este viernes que la Junta de Andalucía, con apoyo técnico de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), que además consultará a los vecinos afectados, adaptará a la nueva normativa y también actualizará en el plano técnico el proyecto de la Ronda Norte de Córdoba, para que esté en obras en 2021.

Esa es la estimación que han hecho este viernes, en declaraciones a los periodistas, Nieto y Bellido, tras explicar el primero que dicha revisión del proyecto existente será posible gracias a una enmienda, presentada por el PP y apoyada por Cs, al proyecto de presupuestos de la Junta de Andalucía para 2019, con una partida específica de 40.000 euros.

Nieto ha dicho esperar que, tras la entrada en vigor del nuevo presupuesto autonómico, la elaboración de dicha revisión se pueda licitar y adjudicar en el último tercio de este año, de forma que, contando con un plazo de ejecución mínimo de seis meses para elaborar dicha adaptación del proyecto, el mismo se podría licitar y estar en obras en 2021.

Entiende el portavoz del Grupo Parlamentario Popular que, de esta forma se demuestra el compromiso de la Junta de Andalucía con Córdoba, de modo general, y en concreto para ponerse a “trabajar sin más retraso” en “uno de los grandes proyectos pendientes de la ciudad”, que suma ya “diez años de retrasos”, a pesar de que “cuenta con un altísimo consenso de la ciudadanía”.

Por su parte, el alcalde de la ciudad, José María Bellido, ha señalado que una de las prioridades del gobierno municipal de PP y Cs que él preside es “recuperar este proyecto, que fue presentado hace diez años por la ex alcaldesa de la ciudad y entonces consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar”, y que aún no se ha iniciado.

Bellido ha insistido en la necesidad de adaptar el proyecto a la normativa actual y hacerlo, además, “de la mano de las asociaciones de vecinos y del movimiento ciudadano”, para después, con el proyecto ya revisado, se pueda “saber su coste”, de forma que en los próximos presupuestos de la Junta de Andalucía “se puedan incluir las partidas para ejecutarlo”.