La misionera diagnosticada con malaria sale de la UCI del Reina Sofía

Fuentes del Obispado de Córdoba confirman que la misionera se encuentra estable dentro de la gravedad

Misionera malaria Reina Sofía
La misionera con malaria sigue ingresada en el Reina Sofía fuera de la UCI

La misionera ingresada tras habérsele diagnosticado malaria en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba ha recibido el alta de la Unidad de Cuidados Intensivos. No obstante, sigue en el centro sanitario.

Así lo han concretado a Europa Press fuentes del Obispado de Córdoba. La misionera – de nacionalidad paraguaya y perteneciente a la Congregación de Obreras del Corazón de Jesús – está estable dentro de la gravedad.

Desde el Obispado ya detallaron en su momento que esta misionera viene llevando a cabo su labor en la localidad de Batete (Guinea Ecuatorial). Allí trabaja en un hogar para niñas sin recursos y se desplaza a Córdoba para revisiones médicas.

Estas mismas fuentes explicaron que la mujer ingresó el pasado 28 de julio y “en los primeros días de agosto quedó erradicada la malaria con tratamiento específico”. Sin embargo, “ahora está siendo tratada de las complicaciones derivadas de la malaria” y “el ingreso se produce tras detectarse paludismo en un análisis”.

Datos de la malaria

La malaria causa 435.000 muertes anuales en el mundo, el 60 % de ellas niños menores de cinco años que residen mayoritariamente en el África subsahariana, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Respecto a la situación de la enfermedad en España, donde está erradicada, el número de casos importados se ha duplicado, pasando de 351 en 2010 a 755 en 2016.